jueves, 26 de abril de 2012

Valentía, cobardía o...miedo

Los que siguen habitualmente estos retales, saben que soy una mujer muy "refranera", muy de "frases para pensar". Yo las defino como "suspiros verbales que se escapan de los labios y calan en el corazón".
Sin duda, tal y como he dicho en alguna ocasión, una de mis frases favoritas es que "la vida está llena de oportunidades". Es de esas frases aplicables a cualquier momento, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia.
Las oportunidades llegan cuando tienen que llegar, la mayoría de las veces en el momento más inoportuno, y lo peor de todo, es que en muchas ocasiones no sabemos a dónde conducirán esas nuevas expectativas. 
Soy de esas personas que trata de tenerlo todo bajo control, y no precisamente porque sea de lo más organizada del mundo, sino porque tememos aquello que desconocemos, y hay que ser muy valiente para renunciar a determinadas cosas que creemos nuestras, por otras, que quizás nunca lleguen a serlo. 
Es de valientes asumir riesgos y apostar por lo desconocido.
Son valientes quienes no se conforman con lo que hay, quienes no se detienen, quienes persiguen sus sueños al despertar, quienes piensan que la vida es como un juego de mesa y no tienen miedo a caer en la casilla equivocada.
Son valientes quienes no callan, quienes no mienten por pensar que las metiras hieren menos que la verdad. 
Es de valientes pensar en uno mismo, aunque haya quien piense que más que valentía, eso es "egoísmo". Discrepo rotunda y absolutamente con esto, porque pensar en el bienestar de los demás antes que en el de uno mismo, es un acto de cobardía. No se trata de pasar por encima de nadie, espero que no me mal interpreten, me refiero a que es un acto cobarde "dejar que nos lleve la corriente" por temor a herir a quienes nor rodean. 
Tenemos una única oportunidad de vivir, qué sólo dura mientras "estemos vivos", y vivir no es sólo respirar.
Cuánta cobardía cargamos en el equipaje. 
Cuánto peso de más en la mochila. 
Cuántas espaldas "curvadas". 
Cuántos caminos no caminados.
Cuántos sueños no soñados.
Cuántos por qué no respondidos.
Cuántas renuncias, cuántas promesas, cuántas mentiras.
Hoy me declaro cobarde...
Cobarde, muchas veces por no dejarme llevar y otras muchas, por dejar que me lleve la corriente.
Cobarde por creer que asi es la vida y no plantarle cara a mi suerte.
Cobarde por  no querer mirar al frente, por tener miedo a sentir cuando, aún con miedo, sabes "que sientes".
Cobarde por tener miedo a arriesgar, por tener miedo al fracaso y morir en el intento.
No sé si la valentía se adquiere con el tiempo, no sé si la valentía se aprende, pero igual que comencé este post con una frase, quiero terminar pensando que "valiente es aquel que tiene miedo pero que enfrenta sus miedos  y los supera. Aquel que no le teme a nada, es un irresponsable".
Y haciendo un punto y aparte, hoy mi banda sonora suena a Ricardo Arjona. Sin duda, uno de mis cantautores favoritos, cuyas letras, nunca me dejan indiferente.
Hoy el contrario que ayer, sí soy capaz de resaltar las palabras que más me gustan de esta canción.

Acompáñame a estar solo.


Acompáñame a estar solo,
A purgarme los fantasmas,
A meternos en la cama sin tocarnos.
Acompáñame al misterio
De no hacernos compañia,
A dormir sin pretender que pase nada.
Acompáñame a estar solo…

Acompáñame al silencio
De charlar sin las palabras,
A saber que estás ahí y yo a tu lado.
Acompáñame a lo absurdo de abrazarnos sin contacto,
Tú en tu sitio yo en el mío
como un angel de la guarda.
Acompáñame a estar solo…

Acompáñame a decir sin las palabras
Lo bendito que es tenerte
y serte infiel sólo con esta soledad.

Acompáñame a quererte sin decirlo,
A tocarte sin rozar ni el reflejo de tu piel a contraluz,
A pensar en mi para vivir por ti.
Acompáñame a estar solo…

Acompáñame a estar solo
Para calibrar mis miedos,
Para envenenar de a poco mis recuerdos,
Para quererme un poquito
Y asi quererte como quiero,
Para dexintosicarme del pasado.
Acompáñame a estar solo…

Y si se apagan las luces,
Y si se enciende el infierno,
Y si me siento perdido
Se que tú estarás conmigo
con un beso de rescate.
Acompáñame a estar solo…
(Ricardo Arjona) 
¿¿¿Me acompañas???

9 comentarios:

  1. Magdalena no solo te acompaño, te llevo a lomos de Stradivarius a conocer mundo, a no mirar destinos y vivir presentes, a admirar lunas en la noche y vida en los amaneceres.

    ¿Te apuntas?

    Un beso,

    ResponderEliminar
  2. Q tal el miedo de atravezar la puerta? y ... no saber q hacer ante la magnificencia de la vida, de lo bello de cada una de las cosas,de lo grande de las letras y lo pequeño de las palabras.TQM

    ResponderEliminar
  3. Me apunto Saudades8...podrá Stradivarius con los dos?????

    ResponderEliminar
  4. Chayanne...si Vd, me quiere un poquito aún sin saber quién soy, que sepa que el cariño es recíproco. Graciassssss por sus palabras

    ResponderEliminar
  5. Un placer acompañarte, a mí también me encanta Arjona. Te puedo asegurar que muy pocas personas llegan a ser realmente conscientes de las oportunidades que la vida ofrece al que sabe identificarlas. Demasiada gente sufre de más porque no es capaz de dominar su miedo, su cobardía o porque no tiene capacidad para ver que la oportunidad está ante sus narices. Es triste pero es así. La lucidez ante estos problemas es el mayor regalo que la vida puede hacer a una persona.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Cuánta razón tienes Juanan...gracias por el comentario, gracias por tu compañía y gracias por venir. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  7. Yo me declaro valiente de ocuparme de mí antes que preocuparme de mí, pero solo quien se ocupa de sí tiene un regalo que entregar a los demás. Si no, ¿qué le ofrezco al otro? ¿Mis ruinas descuidadas? Un abrazo grande. Gracias por enriquecer mi blog y dejarme el camino para venir al tuyo. :)

    ResponderEliminar
  8. La cultura nos educa llenos de miedo y al convertirnos en adultos, no somos más que unos niños disfrazados de adultos llenos de miedo mendigando la aceptación y la aprobación. Miedos que nos viven disfrazando esa bella realidad en lo absurdo de una pesadilla irreal ¿Que hacer ante esto?

    ResponderEliminar