miércoles, 23 de junio de 2010

Corazón hecho cenizas

Hoy mis retales celebran su primer aniversario.
Hace justamente un año, tal día como hoy, con la magia de la Noche de San Juan, nació este blog. Ya he contado en alguna ocasión, los motivos que me impulsaron a plasmar mi vida, mis experiencias y mis sentimientos, en forma de retales, así que no voy a volver a contar de nuevo los porqués de este blog.
Ni siquiera hoy tengo fuerzas para escribir, pero de alguna manera necesito descargar una mínima parte del dolor y la pena que llevo dentro. Hoy ha sido un día horrible en mi vida, porque he visto esfumarse el trabajo y el esfuerzo de dos personas muy importantes para mi. He visto cómo los sueños de toda una vida se pueden desvanecer como una estrella fugaz. He visto cómo el esfuerzo de muchos años de trabajo, se esfuma con la rapidez de un parpadeo. He visto cómo se destruyen todas las esperanzas de una persona, en cuestión de minutos.
Hoy escribo desde el dolor más absoluto, desde la pena más grande que he sentido en los últimos años de mi vida, porque he descubierto que me duele más el dolor de las personas que quiero, que el mío propio.
Y también escribo desde la rabia y la impotencia de sentir que "la mala suerte" se seba con las personas que me importan. Por sentir que "a perro flaco, todo son pulgas". Por sentir que a pocas personas les importa destrozar el futuro de alguien, con una sola firma. Por sentir que aún hay personas "todopoderosas" a las que los sueños de otros, les importan una mierda.
Hoy escribo con lágrimas en los ojos, preguntándome si realmente "lo hemos hecho tan mal para merecer esto", preguntándome cuánto tiempo más va a durar esta carrera de obstáculos, preguntándome si voy a poder soportar más magulladuras en mi cuerpo, más heridas en el corazón, más noches sin dormir, más de Todo y más de Nada.
Hoy juro por mi propia vida, que preferiría tener que soportar yo sola el dolor de los que quiero, si eso supusiera quitárselo a ellos. Hoy he dejado de creer en que, "quien la sigue la consigue", porque a veces lamentablemente nuestros sueños corren más que nosotros y en que la justicia es justa, porque quien hizo la ley hizo la trampa.
No quiero dejar de creer en Dios, porque necesito creer en "algo", pero sí que me pregunto...¿Dios existe por igual para todos los que creen en Él?. ¿O sólo es un Dios para unos pocos?
Hoy el fuego de las hogueras de San Juan arden para purificar espíritus, para quemar "el pasado", para limpiar el alma...y yo siento que me estoy quemando por dentro y que mi corazón hoy, se reduce a cenizas.

21 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Me he quedado muy preocupado al leerte con ese estado de ánimo. Por lo que te conozco eres una persona fuerte y espero que tanto tú como los que quieres se recuperen pronto del "palo" que ha recibido sea cual fuere. Podría usar frases tipo hechas al uso, como que el peor día de tu vida sólo dura 24 horas, pero todo eso lo sabes tú muy bien. Te dejo, si sirve de algo, un abrazo muy fuerte con todo el ánimo del mundo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Thot. Un abrazo de ánimo siempre sirve para algo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Jo, al leer las primeras líneas me disponía a felicitarte al terminar de leer. Pero el texto es tan triste, tan terrible...
    Magdalena, creo que el sufrir por los que queremos es algo que sucede a muchas personas, y en tu caso añadiría "a las buenas personas". Si queires a alguien no quieres verlo sufrir bajo ningún concepto, y a veces quieres incluso cargar sobre tus hombros el sufrimiento.
    Pero no te corresponde tampoco sufrir por todos, por duro que suene eso. Hay días muy malos, pero hay que sacar ánimos siempre. Leyéndote desde que te leo, no te conozco demasiado todavía pero se intuye una vida dura, aunque también un espíritu fuerte. Por favor, anímate un poco, porque aunque no te conozca mucho, me gusta leerte contenta.
    Un beso, un abrazo y ánimo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Sonix.
    Muchas gracias como siempre por pasar por aquí y especialmente por dejar tu comentario.
    Es que hay momentos en los que me siento superada y parece que no dejo de darme contra un muro. Espero que esta sensación pase pronto.
    Te felicito por ese precioso álbum de fotos.
    Gracias por el beso y el ánimo en forma de abrazo, como ya dije antes, eso siempre viene muy bien.
    Un beso para ti también.

    ResponderEliminar
  6. Magdalena, cuando estamos en mitad de la tormenta creemos que nunca saldrá el sol, yo no creo en un Dios que premia o castiga, imposible creer en eso con los ojos abiertos, pero sí creo que todo tiene arreglo menos la muerte y eso por sí mismo es también un descanso.

    Te duelen los otros, y eso habla de tu corazón y de tu valía, pero no te puedes venir abajo por ello, entre otras cosas porque te necesitan fuerte, y capaz de una sonrisa.

    Aquí vuelcas el dolor, para resurgir del fuego.

    ResponderEliminar
  7. Magdalena, la esperanza debe existir siempre, no debes perderla, tal vez de las cenizas y no dentro de mucho renazcas fuerte y ágil como el áve fénix.

    También puedes hacer como yo, enamorarte del verde como recuerdo de que siempre hay esperanza, por eso mi blog tiene ese color de fondo y por eso llevo siempre algo verde encima, manías tal vez, pero ayudan a recordar que no siempre todo es tan malo como uno lo ve cuando está negativo o bajo de ánimos.

    Un beso fuerte, guapa, anímate y vente arriba.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Pilar. Lo malo es que se me fastidió el paraguas, que la casa tiene goteras y que al final, siempre termino constipada. Menudas tormentas que me han caído en el último año y medio. Vamos, que cuando creo que va a salir el sol, se vuelve a nublar todo y alá, a mojarme otra vez.
    Muchísimas gracias por tu visita y por tu comentario. Se agradece mucho en estos momentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Canoso, es difícil mantener la esperanza cuando en algunos apartados de tu vida, no quedan más oportunidades. Quizás cueste comprenderlo, pq. no he explicado las situaciones que me tienen tan mal, pero es muy complicado.
    No obstante, trataré de pensar sobre esa famosa frase de que "no hay mal que por bien no venga". Ojalá fuera así.
    Y tmaré nota de tu consejo, trataré de buscar algo verde que llevar encima, para los momentos en los que me venga abajo, recordar que existe esa esperanza.
    Un beso enorme.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Magdalena, hoy me has dolido como me duele mi hija... A ella la abrazo fuerte y aunque sea con palabras también quiero hacerlo contigo...

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Alondra...tal y como le dije a Canoso, un abrazo siempre sirve para algo.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo no te vas a apenar tú por los problemas de dos personas queidas por ti, si hasta nosotros hemos sentido dolor al leerte? No sé ni qué consejo darte...porque las frases optimistas no cambian la situación, ¿verdad? La realidad está ahí y es difícil ver la luz por mucho que nos empeñemos en darte ánimo. Ni tampoco creer en un futuro porque igual nos ilusionamos y nada sale como nosotros queremos. Pero el futuro no es nada aún. La vida te puede sorprender por momentos para lo bueno o para lo malo. Por eso, ¿quién nos puede garantizar que todo cambie a mejor? Tengo una amiga que le paso algo parecido: llevo al "todopoderoso" a juicio. Perdió. Se tuvo que buscar la vida desesperada a más de 100 km de casa.Aparte estaba sola, viviendo con sus padres, sin pareja y aburrida. ¿Y sabes qué? Conoció a un chico estupendo de su misma edad. Se casaron hace dos años. Y hace un par de meses, con 40 años (la edad crítica para la mujer) ampliaron la familia con una niña. Estoy segura de que si no le hubiera ido tan mal, ahora no estaría así ni de asomo.Probablemente la situación de esas dos personas de las que nos hablas no sea la misma, pero ¿quién nos dice que estos cambios no sean para mejor? El futuro aún no es nada

    Un fuerte abrazo, Magda.

    P.D.: Haz caso del consejo que te dieron: no te olvides de ti.Nunca. Está bien que te duelan los demás, pero tus sueños, lo primero...

    ResponderEliminar
  13. Muchísimas gracias VerboRhea. Primero, por la visita, segundo, por el comentario. La verdad es que lo llevo fatal, me superan las injusticias, porque la sensación de impotencia es tan arrolladora, que me quema por dentro. Espero de veras que todo sea para mejor, pero claro, es muy difícil explicarle a alguien que lo está pasando tan mal por una injusticia, eso de que no hay mal que por bien no venga.
    Es que hay cosas tan incomprensibles. Hay personas tan ruines, contra las que no se puede luchar, que los sueños se van a ninguna parte sin que les importe lo más mínimo. Pero es que lo más duro, es perder las oportunidades sin merecerlo. Dios mio, no puedo con las injusticias.
    Millones de gracias y millones de besos.

    ResponderEliminar
  14. Disculpa la falta de tiempo para
    comentar tus bonitos post.
    mis deseos que tengas un feliz
    fin de semana.
    un beso.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Ricardo. Quedas completamente disculpado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola, Magdalena!

    Tan solo quería que supieras que tienes mis alas a tu disposición para cuando las necesites. Posiblemente no te lleven muy alto, pero creo que si te serviran para, desde la distancia, darte cuenta de que algunas derrotas desencadenan victorias insospechadas.

    ¡Un abrazo y un mogollón de besos!

    ResponderEliminar
  17. Gracias Nacho. Me quedo con el abrazo y con los besos, que vienen muy bien.
    Espero que de verdad estas derrotas, deparen algo bueno, aunque es algo, muy difícil de creer.
    Muchísimas gracias por tu visita.
    Miles de besos también para ti.

    ResponderEliminar
  18. Hola Pilar.
    Estoy tratando de sacar fuerzas de flaqueza, y busco el ánimo en el cajón del desánimo. Sólo será cuestión de tiempo, hay cosas que no se olvidan, pero se debe aprender a convivir con ellas.
    Muchas gracias por tu preocupación, me ha alegrado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Espero que pronto saques esas fuerzas de alguna parte y te recuperes. Tienes razón, hay cosas que no se olvidan y es muy difícil hacerlo, pero hacen tanto daño...
    Espero que pronto todo, sea lo que sea, vaya mejor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Gracias Sonix...lo que no mata, hace más fuerte. Quien inventó esa frase, tenía razón. Seguro que todo al final sirve al menos, para fortalecerme. Total, de tanto caerme, ya tengo las rodillas duras.
    Un beso enorme y muchas gracias por preocuparte.

    ResponderEliminar