jueves, 25 de febrero de 2010

Poema de Amor "Te Deseo"

Sigo desordenando cajones, desempolvando recuerdos y rescatando palabras que en algún momento, me han hecho reflexionar o sencillamente por alguna razón, me han tocado alguna de esas "fibras" sensibles que todos tenemos.
Se trata de un poema de amor, atribuido a Víctor Hugo...

TE DESEO
Te deseo primero que ames, y que amando también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
Y que después de olvidar, no guardes rencores.
Te deseo también que tengas amigos,
Y que, incluso malos e inconsecuentes,
Sean valientes y fieles, y que por lo menos
Haya uno en quien confiar sin dudar.
Y porque la vida es así,
Te deseo que tengas enemigos,
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta para que,
Algunas veces, te cuestiones tus propias certezas,
Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo,
Para que no te sientas demasiado seguro.
Te deseo además que seas útil, mas no insustituible.
Y que en los momentos malos,
Cuando no quede más nada,
Esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.
Igualmente te deseo que seas tolerante,
No con los que se equivocan poco,
Porque eso es fácil, sino con los que
Se equivocan mucho e irremediablemente,
Y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
Sirvas de ejemplo a otros.
Te deseo que siendo joven no madures demasiado deprisa,
Y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
Y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor
Y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.
Te deseo que descubras,
Con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo,
Que existe y que te rodean, seres oprimidos,
Tratados con injusticia y personas infelices.
Deseo también que plantes tu semilla,
Por más minúscula que sea,
Y la acompañes en su crecimiento,
Para que descubras de cuantas vidas está hecho un árbol.
Te deseo además, que tengas dinero,
Porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez al año,
Pongas algo de ese dinero frente a ti
Y digas:”esto es mío”,
Sólo para que quede claro quién es el dueño de quien.
Te deseo también que ninguno de tus defectos muera,
Pero que si muere alguno puedas llorar
Sin lamentarte y sufrir, sin sentirte culpable.
Si todas estas cosas llegaran a pasar,
No tengo nada más que desearte.

6 comentarios:

  1. ¡Hola, Magdalena!
    Preciosa entrada...
    ¿Puedo considerar que tu "Te deseo..." es también un poco para mí?
    ¡Gracias!

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan Ignacio. Puedes considerar que "mi deseo" es un mucho para ti. Eso estaría mucho mejor.
    Me alegro de que las olas te hayan arrastrado hasta este rincón.
    Besos llenos de buenos deseos.

    ResponderEliminar
  3. Un momento, un momento, un momento, porque esto no es serio. No se puede leer una entrada así, llegar con el alma cargado de chiribitas a escribir el comentario, y de repente....¡Tu Miniyo!.

    El texto creo recordar que era muy muy de enhorabuena al destinatario, de enhorabuena a la escritora y de plato final con perdices; pero es que no se me van los ojos de la keka del bolso, y con ellos la sonrisa se dibuja y los pensamientos parten de mudanza.

    Resumen, enhorabuena a todo el mundo, y vivan los días de color azul.

    ResponderEliminar
  4. Tus deseos me emocionan y tienen efectos "sanadores": ¿ me permites una dosis de tu vacuna anti-estrés, anti-egoísmo y anti-sensibilidad ?.

    Te dejo algodones empapados de agradecimiento, listos para usar.

    ResponderEliminar
  5. Leyendo tan buenos deseos sólo se me ocurre decir que "seamos moderadamente felices"...
    Muchos trinos y aleteos en tu ventana.

    ResponderEliminar
  6. Magnífica entrada. Me parece genial.
    Un beso!

    ResponderEliminar