domingo, 14 de febrero de 2010

Hoy es San Valentín.

Hoy es San Valentín. Día del amor en general y de los enamorados en particular.
Hoy también es domingo, y desde mi observatorio puedo vislumbrar un cielo gris que ha dejado caer algunas lágrimas (quizás algún "ángel" hoy llore por amor).
Un día de esos en los que te apetece quedarte acurrucada al calor de las sábanas y si además tienes a alguien que te caliente los pies, el plan es perfecto. Pero como en este país somos tan solidarios, hoy mucha gente ha tenido que poner el despertador para ir a trabajar, olvidando por completo su día de descanso, no vaya a ser que alguien se quede sin su regalo de San Valentín. Cualquier excusa es buena para hacer caja.
Sé que hoy no recibiré flores, ni bombones, ni lencería, ni perfumes, ni tarjetas con palabras de amor...Hoy no tendré que fingir que todo es perfecto, y sin embargo sé que será un Gran Día. No he dejado de creer en el amor, porque sería como dejar de creer en los sueños, pero que yo sepa no existe el "Día de Lavarse los Dientes", por poner un ejemplo. Sabes que debes hacerlo y punto, y lo haces cada día por tu propia salud.
Si el año tiene 365 días, ¿cómo se puede creer que sólo uno de ellos esté dedicado al amor? y ¿el resto?, qué pasa ¿que vas guardándote el amor para sacarlo sólo este día?. ¿Hay alguien que riegue sus plantas sólo un día al año y que las mantenga vivas?
Sin ir más lejos, hace exactamente un año, recibí uno de esos regalos "de amor", que te derriten por dentro y por fuera. Vamos, que piensas: "haz de mi lo que quieras porque me has hecho la mujer más feliz del mundo".Y realmente me sentía así, la mujer más afortunada del mundo por haber encontrado a alguien que me quería tanto.¿Sabes lo más curioso de todo?que quince días más tarde salió por la puerta para no volver, dejándome con cientos de preguntas en el aire y el corazón roto en miles de pedazos que he tenido que ir recuperando poco a poco, hasta recomponer un puzzle maltrecho, que hoy afortunadamente vuelve a tener forma, o al menos, a parecerse al que tuve un vez.
No creo en este día si no va de la mano de los 364 restantes del año, así que paso de regalos y de frases hechas, especialmente de corazones para quienes sólo es San Valentín, el 14 de febrero.
No quiero ser una de esas mujeres que se derrite cuando su pareja llega a casa, un día como hoy, con un regalo especial y sin embargo no recuerda la última vez que le escuchó decir "te quiero", o la última vez que rodeó su cintura de forma improvisada, para susurrarle lo guapa que está, aunque sepa que tiene un aspecto horrible.
No quiero rosas rojas porque justamente hoy "recordaste" que me quieres. Regálame un beso cada día al despertar. Susúrrame que me extrañas aún teniéndome cerca. Hazme sentir que mi cuerpo es tu refugio preferido, y que te encanta perderte en mis caderas. Llámame cuando sepas que lo necesito, quiéreme cuando menos lo merezca. Invítame a ser tu compañera de viaje, en las malas y en las buenas. Hazme reír a carcajadas y alíviame las penas. Dame seguridad con un abrazo y mírame a los ojos cuando tema. Quiéreme un poquito cada día...yo te daré la luna entera.

7 comentarios:

  1. Creo que hoy es el día menos indicado para decirle a alguién a quien quieres... que lo quieres. Más que nada porque puede sonar a formalismo, obligación, "selodebodecir" y no hay peor cosa que decir un "te quiero" por que hay una fecha en el calendario que dice que así debe ser.

    Yo me alegro por tí... porque aunque en su día el corazón se rompió, lo rompieron... hoy como tu dices: "afortunadamente vuelve a tener forma, o al menos, a parecerse al que tuve una vez". Y eso es BUENO... MUY BUENO.

    Precioso post Srta. Barreto, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Maggie, Magdalena, Magdala:
    Hoy en día los trasplantes de corazón se realizan sin problemas. Cuando en el horizonte vislumbres la silueta de tu futuro amado, tu corazón latirá como nuevo. Mientras tanto te tienes a tí, la persona más importante de tu mundo.
    Y siempre habrá alguien que te diga: Te amo.
    Un beso.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  3. Anita_Loss, como siempre, tienes razón. Hoy no es precisamente el día en el que se deben demostrar los sentimientos,eso hay que hacerlo día a día...despacito pero sin pausa. Me alegra mucho que una vez más te hayas pasado por mi paisaje de nubes y girasoles. Gracias.
    A ti Alicia, te diré que me encanta que me hayas visitado, y espero que no pierdas la costumbre. jajaja. Eso de los trasplantes de corazón es alentador, pero debo reconocer que me aterrorizan los quirófanos y los post operatorios, a veces son más dolorosos que la propia enfermedad. Pero bueno, al final sirven para que tus dolencias se queden en un mal recuerdo.
    Gracias a las dos y por si acaso...Feliz San Valentín!!!jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Cierto, ¿por qué solo un día de 365 dedicado al amor?

    Me gusta el final de tu reflexión:

    "Hazme reír a carcajadas y alíviame las penas. Dame seguridad con un abrazo y mírame a los ojos cuando tema. Quiéreme un poquito cada día...yo te daré la luna entera."

    Besos y buen domingo (o lo que queda)

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias Canoso...un placer inmenso que hayas visitado este espacio y que te hayas tomado la molestia de dejarme un retal.Espero tener noticias tuyas más a menudo, seguro que tú las tendrás mías porque ahora que estoy descubriendo este fantástico mundo de los blogs...no te dejaré escapar.jajaja (que conste que no es una amenza, sino una advertencia.jajaja)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Voy a confiarte un secreto, no sé como escribo, ni si bien o si mal, creo que lo que importa es el contenido y no el continente, pero lo que sí sé es que tengo nula la inspiración. Casi siempre tengo que ver algo, leerlo o escuchárselo a alguien para que a partir de esa idea, desarrolle el resto del escrito del día. Hoy fue tu preciosa forma de describir al santo lo que me enseñó el camino, así que me voy a despedir con un, sinceramente, gracias.

    ResponderEliminar
  7. Certero post; hermosa canción... aún un año después.
    Besos

    ResponderEliminar