domingo, 3 de agosto de 2014

El descaro de quienes plagian.

Todos los que nos movemos en la red, conocemos casos de personas que sin ningún tipo de pudor, se atreven a copiar textos de un lugar y de otro y atribuírselos como propios. 
A veces, intentan disimular su mala práctica, cambiando algunas palabras, moficando el orden de algunas líneas o simplemente omitiendo parte del texto original.
A quienes nos gusta escribir, y con esfuerzo, dedicación y trabajo, pero sobre todo con ilusión, tratamos de mantener vivo un blog donde la temática principal son los sentimientos, nos resulta como poco desagradable, que otra persona haga se apropie de nuestros textos.
Siempre he dicho que mi vida en retales es precisamente eso...retales de mi vida. Muchísimas de mis experiencias, buenas, malas y regulares, están plasmadas en este lugar. 
En alguna ocasión he comentado que en este blog "me he quedado en cueros", mostrando lo más íntimo de mi misma, mis sentimientos. No en vano, mi vida en retales, comenzó siendo un diario personal a modo de terapia.
Estos sentimientos han salido de mis entrañas y en forma de letras se han convertido en textos, poemas, relatos.
El descaro, la poca vergüenza y la falta de respeto de quienes se dedican a copiar tus post, sin citar al autor/a de los mismos, sin mencionar el lugar del que han sido extraídos (en este caso mi blog), no tiene nombre.
¿Cómo puede haber alguien que intente hacer creer que un texto, salido del corazón y muchas veces hasta de las lágrimas y el dolor de otra persona, es suyo? 
¿No sienten ningún tipo de pudor al "robar" descaradamente el trabajo y el sentir de un tercero?
¿Entienden esas personas el significado de la ética y el respeto hacia el trabajo de otros?
¿Se creen que pueden engañar a alguien plagiando, en muchos casos de forma literal, las letras que jamás hubieran sido capaces de hilar por sí mismos?
Creo que la honestidad consigo mismos y con quienes les leen, es un valor del que estas personas carecen.
Muchos compañeros y amigos, me han dicho que si  me copian, es porque algo estaré haciendo bien. Eso no impide que sienta rabia y frustración hacia esos impostores/as, que se apropian de mi material. Porque una cosa es "tomar prestado" un texto, citando al autor y la fuente,  y otra cosa bien distinta, es publicar algo que de sobra sabes que no te pertenece. 
Llevo varios años escribiendo porque forma parte de mis grandes aficiones, porque me sirve de terapia, porque me divierte, porque me proporciona bienestar. Escribo porque me gusta, simple y llanamente.
Supongo que son los mismos motivos que tiene la inmesa mayoría de quienes encuentran en una hoja en blanco, un lugar donde perderse, donde divagar, donde plasmar cualquier cosa que les apetezca.
El plagio es delito y como tal, es denunciable. 
Puedo demostar perfectamente qué textos de este blog son de mi completa y total autoría, y por lo tanto, no voy a escatimar esfuerzos, en solicitar mis derechos como autora de aquellos que se plagien sin ningún tipo de consideración ni pudor hacia mi trabajo.
Lo que no es tolerable ni voy a admitir, tomando para ello las medidas necesarias, es que haya quienes se abren un blog, y su único material consista en copias literales de mi trabajo. Sí sí, a cualquiera le costaría creerlo, pero tengo las pruebas que así lo confirman.
Afortunadamente hay herramientas muy sofisticadas para detectar cualquier plagio que, de tus textos hagan, otras personas.
De momento, me voy a reservar las direcciones de quienes se dedican a copiar mis textos sin citarme, más que nada, para darles la oportunidad de rectificar, como ya han hecho varias personas, tras las disculpas oportunas. Pero no dudaré en mostrar cada una de las direcciones de estos plagiadores sin ética ni escrúpulos, si continúan en la misma línea y no enmiendan su "error". Así sus seguidores, conocerán mejor a estos "escritores ficticios", que se quedan tan anchos sabiendo que son un fraude.
No dudo de que en alguno de los casos, este hecho lamentable, se haya producido por un problema de desconocimiento sobre la autoría del texto, pero cuando la acción es reiterada por la misma persona en momentos diferentes en el tiempo, se convierte en una total y absoluta falta de respeto hacia mi persona y hacia mi trabajo.
Sólo añadir, que la gran mayoría de mis textos publicados, están registrados con fecha anterior a su primera emisión. Si las personas a las que me estoy refiriendo (ellas saben quiénes son porque evidentemente siguen mi blog) no rectifican su mala práctica, me ocuparé de solicitar los derechos que como autora me corresponden, amparándome en el Real Decreto Legislativo 1/9996 de la Propiedad Intelectual.
Hablando se entiende la gente, y es tan sencillo como remitirme un e-mail, que por si queda alguna duda es hitradiosm@hotmail.com. Estaré encantada de dialogar con quien haga falta y arreglar el "asunto", antes de iniciar cualquier otro procedimiento.
De la misma manera que pido respeto hacia mi trabajo, soy respetuosa con el de otros. Así que aprovecho para reiterar, que tal y como reza en la parte izquierda de mi blog desde hace años, si alguna de las imágenes que uso para mis textos, tiene un autor reconocido (ya que son extraídas de las imágenes de google), que no dude en contactar conmigo para eliminarla.


5 comentarios:

  1. Ostras, Magdalena, no sabía que tuvieras este problema. Espero que se solucione pronto, de una manera o de otra. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Sonix. Había encontrado varios plagios y no les di demasiada importancia, pero investigando a fonde, me llené de decepción al comprobar que no eran cositas aisladas. Un descaro tan descarado, valga la redundancia, que he decidido actuar.
      Gracias por seguir al otro lado de mis retales, guapa.
      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Qué poca vergüenza tienen algunos! No entiendo que nivel de satisfacción puede darle a alguien copiar los textos de otros haciendo creer que son suyos!!!
    Un beso enorme, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo comprendo Noelia. Porque una cosa es tomar un texto prestado, compartirlo en tu espacio, citando al autor del mismo, y otra cosa muy distinta, es tratar de engañar a la gente, atribuyéndote méritos que no te corresponden. Mis textos serán buenos para algunos y horribles para otros, pero SON MÍOS.
      Gracias mi niña por estar ahí.

      Eliminar
  3. La primera vez que lees un blog puedes encontrar escritos que llegan a tus sentimientos como si te leyeran el pensamiento y vuelves una y otra vez porque de alguna forma te sientes atraída como un imán. A las personas que leo habitualmente siento que las conozco y su forma de expresarse ya no me es ajena... Si en algún momento leyera su escrito en otro lugar no me
    temblarían los dedos a la hora de dejarle mi comentario.
    Podemos buscar información y utilizar frases que nos han impactado, pero debemos "dar a cada uno lo que le pertenece", reconozco que a la hora de escribir nuestros textos no siempre la memoria nos ayuda y no logramos recordar el nombre del autor, pero esas frases de tanto
    repetirlas las consideramos algo que nos identifica y creo que debemos ponerlas con letra diferente. "No siempre es fácil saber qué es un plagio y qué no lo es. A veces es algo accidental o involuntario; realmente intentabas hacer tu propio trabajo pero, en lugar de ello, acabaste redactando algunas frases que se parecen mucho a algo que habías leído. Tal vez no haya sido intencional pero, si no identificas la fuente original, te arriesgas a tener muchos
    problemas" (http://kidshealth.org/) En fin, mis lecturas, vivencias... supongo que igual que a los demás, nos ayudan a la hora de expresarnos, las palabras ya existen y existirán y por esta regla de tres nadie escribiría porque todos nos plagiaríamos...
    Amiga, no sé si logré explicar con claridad mi pensamiento, pero si creo que deberías poner la dirección del lugar donde copian descaradamente tus escritos. en cierta forma están usurpando tu identidad.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar