viernes, 21 de febrero de 2014

Amor y Desamor

¿Cómo se desenamora uno?¿Se puede dejar ir a alguien de quién estamos enamorados?

Hoy casualmente escuché estas preguntas que me han inspirado a escribir este post.
Es evidente que el amor no desaparece de la noche a la mañana, como tampoco se hace de noche recién despertado el día.
El desamor, al igual que el amor, se fragua paso a paso, día a día. A veces sin prisa y otras sin pausa.
Me atrevería a decir que incluso a veces, el amor y el desamor van de la mano. Todo depende de cuál de los dos tenga más empuje, más fuerza, más motivos para llegar a meta como si de una carrera de fondo se tratase. 
Sé que dicho así suena un tanto extraño, porque solemos tener un concepto idealizado del amor. Vencedor siempre, capaz de superar todos los obstáculos, el que todo lo puede.
El desamor no llega de repente. No te levantas una mañana y te das cuenta de que ya no estás enamorado.
El desamor es el resultado de sumar decepciones y restar sonrisas. De multiplicar desencuentros y dividir caricias.
Como todas las cosas importantes de la vida, el desamor también lleva un proceso, aunque a veces éste es tan rápido, que no somos conscientes de que “aquellas mariposas” que revolotearon un día en nuestro interior, hace tiempo que no se mueven. (Hace poco leí que el animal más peligroso que existe son "las mariposas del estómago")
Tratamos y tratamos de convencernos de que volveremos a sentir lo mismo por la persona con la que un día queríamos envejecer. ¡Cómo si pudiéramos enamorarnos o desenamorarnos cuando nos da la gana!.
Nos cuesta asumir que ya no hay motivos para seguir luchando por aquellos sueños que un día compartimos. Que no podremos alcanzar juntos las metas que un día nos marcamos, porque sencillamente hemos dejado de sentir.
Muchas veces no sabemos cómo, ni cuándo, ni dónde se acabó el amor. Nos negamos a aceptarlo y nos negamos a asumirlo. No queremos tirar la toalla, porque la mayoría de las personas vivimos el desamor como un fracaso personal.
Son incontables los por qué el amor se termina. El por qué nos desenamoramos.
El desamor es el resultado de muchas circunstancias , momentos y desencuentros no resueltos en tiempo y forma. De muchas conversaciones postergadas. De muchos silencios en el aire. De palabras no dichas o mal dichas. De besos no dados, abrazos no recibidos, verdades a medias y medias verdades.
No somos más maduros por tratar de mantener vivo algo que murió. La madurez consiste precisamente en lo contrario, en admitir que hemos dejado de sentir y un corazón que no late, es un corazón muerto.
¡No podemos estar muertos en vida!.
El amor no es una fuente inagotable, porque hasta los ríos más caudalosos pueden llegar a secarse, si las condiciones climáticas no acompañan durante mucho tiempo.
En el amor no podemos dar por hecho que todo está hecho.
En el amor el tiempo puede ser nuestro mejor aliado pero también nuestro peor enemigo. Porque el amor requiere su tiempo y es precisamente el mal uso de ese tiempo, el que muchas veces mutila el amor.
En cuanto a la pregunta de si dejaríamos a alguien de quién estamos enamorados, se pueden suscitar muchas controversias, muchos debates. Mi opinión sincera basada en la experiencia es un SÍ rotundo.
Soy de las que opino que por mucho amor que se sienta por alguien, si ese alguien no cumple nuestras expectativas o sencillamente no nos corresponde de la misma manera, es mejor alejarse o dejar ir.
Habrá quienes opinen que si realmente se ama, todo lo demás es secundario. Para mi es un NO rotundo.
Si la persona a la que se ama nos condiciona, nos miente, nos anula, nos subestima o sencillamente no nos permite ser seres libres e independientes, es mejor alejarse o dejar ir. Si no nos quiere como merecemos ser queridos, es mejor alejarse o dejar ir.
NO, el amor no lo debe aguantar todo. El amor NO debe soportarlo todo. Entre otras cosas, porque si se dieran las anteriores circunstancias, podría llamarse de cualquier manera menos amor.

Para terminar, hay un poema de José Ángel Buesa, titulado “Se deja de querer”, que a mi personalmente me encanta, y que aunque ya he compartido aquí alguna vez, vuelvo a rescatar.

Se deja de querer, y no se sabe 
por qué se deja de querer. 
Es como abrir la mano y encontrarla vacía, 
y no saber, de pronto, qué cosa se nos fue. 

Se deja de querer, y es como un río 
cuya corriente fresca ya no calma la sed; 
como andar en otoño sobre las hojas secas 
y pisar la hoja verde que no debió caer. 

Se deja de querer, y es como el ciego 
que aún dice adiós, llorando,después que pasó el tren;   
o como quien despierta recordando un camino, 
pero ya sólo sabe que regreso por él. 

Se deja de querer como quien deja 
de andar por una calle, sin razón, sin saber; 
y es hallar un diamante brillando en el rocío, 
y que, al recogerlo, se evapore también. 

Se deja de querer, y es como un viaje 
detenido en la sombra, sin seguir ni volver; 
y es cortar una rosa para adornar la mesa, 
y que el viento deshoje la flor en el mantel. 

Se deja de querer, y es como un niño 
que ve cómo naufragan sus barcos de papel; 
o escribir en la arena la fecha de mañana 
y que el mar se la lleve  con el nombre de ayer. 

Se deja deja de querer, y es como el libro 
que, aún abierto hoja a hoja, quedó a medio leer; 
y es como la sortija que se quitó del dedo, 
y sólo así supimos que se marco en la piel. 

Se deja de querer y no se sabe 
por qué se deja de querer... 

23 comentarios:

  1. Yo también creo que se puede dejar a alguien aunque estés enamorado. Porque el amor es una cosa de dos y debe fluir en ambas direcciones, si no fluye en una malo. No creo que todo se deba aguantar, eso es algo que nos han inculcado y que lo único que consigue es que el daño, cuando todo se caiga por su propio peso, sea mucho mayor.

    No sé cuándo se deja de querer, supongo que depende de la situación y las circunstancias, habrá personas con las que llegue de golpe (tal como apareció) y personas con las que vaya llegando poco a poco...

    Lo que me parece triste es estar con alguien por no estar solo. Creo que es algo que hace muchísima gente y no me parece justo para ninguna de las dos partes. Luego llegan las infidelidades, los reproches y dolor, otra vez dolor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy buena, filosófica y poética, estoy de acuerdo con lo que expresas.
    Sólo diría que hay muchas clases de amor, incluso que el amor se adapta a los tiempos y a las circunstancias.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. te cuento no lo dejé de querer el cambió tanto que la pasion se volo al cielo
    La magia se transformo en tutina y los gritos que antes no me molestaban no pude aguantarlos mas
    besos

    ResponderEliminar
  4. Te superas día a día, no sabes cómo me gusta esta entrada. Me has hecho pensar mucho, más de lo que lo hago habitualmente con este temita. Se deja de querer a veces sólo porque sí, pero a veces se deja de querer muy poco a poco, porque, como muy bien dices, se suman decepciones y se restan sonrisas..... Bssss.

    ResponderEliminar
  5. Graciasssss por los comentarios.Estoy encantada de saber que mis letras pueden servir para algo.

    ResponderEliminar
  6. Dejar ir..........
    Es lo más difícil, sobre todo cuando eres tú quién necesita marchar....
    Sobre todo cuando eres consciente que luchas en una batalla perdida hace demasiado tiempo...
    Me ha encantado pasearme por tus letras.
    Estos encuentros virtuales están llenos de vibraciones maravillosos.
    Gracias por tu comentario.
    Prometo visitarte ......

    ResponderEliminar
  7. Hace muy poco vi una peli en la que al protagonista el cual había salido de una relación hace muy poco, le preguntaban: "¿A qué estás esperando? A dejar de querarla". Tiienes toda la razón el amor al igual que el desamor es un sentimiento que no se puede controlar. ¿Cuándo dejas de querer a alguien? Sin duda, el desamor me parece un sentimiento infinitamente más complicado porque es igual de incontrolable e incomprensible que el amor pero a él le unimos un sentimiento de culpa y de fracaso que en el amor no cabe.
    Supongo que por mucho que cueste aceptarlo, " a veces una pareja arrastra tanto que ni el amor es suficiente".

    Un abrazo y hermos poema ^^

    ResponderEliminar
  8. Lo dejas cuando dejas de preguntartelo sin proponertelo...

    ResponderEliminar
  9. Yo también tengo un blog de "amor" con un desafío. :)

    http://sitedigonosirve.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. hay dolor, es desilucion y total fastidio. Amar con todas mis fuerzas me ha echo daño nuevamente.
    Pero no me hace una mal persona. Tengo que ser más precavida amarme a mi antes de entregar mi corazón nuevamente. He dejado aún lado mi amor propio por la entrega a un amor que tiene por principio la mentira y el engaño.
    Seguiré adelante por que esto no es un fracaso es una prueba de la vida que se empeña conmigo.
    No queda ni rastro de amor, la mentira le desapareció.

    ResponderEliminar
  11. me encanto tu redacción, siento que hoy no es un buen día y sin dudas esto me hizo sentir mejor. siento que tengo que solucionar esos problemas pronto muy pronto, como dijiste: muchos silencios en el aire, palabras no dichas o mal dichas, besos no dados, abrazos no recibidos, verdades a medias y medias verdades, todo gira en torno al desamor, al cual le tengo miedo.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por los comentarios. Espero que mis letras sirvan al menos para reflexionar sobre la situación de cada uno. Ojalá pueden ser de utilidad. Un saludo y gracias por estar ahí

    ResponderEliminar
  13. Son tantas preguntas sin respuesta...por qué lo sigo amando a pesar de sus mentiras y engaños? por que no soy como el que olvidó nuestro amor tan fácil? hoy sólo hay dolor

    ResponderEliminar
  14. Yo si estaba enamorada! pero decidi terminar la relacion porque queria ser libre, hacer mis cosas sola, salir sola, reir, compartir mas con amistades, ya que todo era siempre los 2. Lo quiero muchisimo porq fueron 4 años maravillosos. Y entiendo si me odia y no quiere ser mi amigo. Como dicen como vas a saludar alguien que una vez llamaste amor y que conoce todo sobre ti, simplemente "amiga".

    ResponderEliminar
  15. Me encanta como escribes!
    En realidad estoy de acuerdo con tu manera de pensar :')

    ResponderEliminar
  16. estoy muy triste xq no puedo olvidarlo a pesar del tiempo y no se q hacer, leí tu post pero me niego aún a aceptarlo, un concejo X favor

    ResponderEliminar
  17. pienso que la mayoría de casos se deja de estar enamorada pero se puede seguir queriendo por el tiempo juntos, el apego, las experiencias vividas juntos...Pero eso ya no es amor.
    Dejar ir a alguien estando enamorada, es muy doloroso, todos lo sabemos...Si hay un buen motivo aún consuela, sino...duele.
    Me encantó el poema!!

    ResponderEliminar
  18. Hola estoy empezando mi blog y me daria mucho gusto quw lo visitaras,relato mi historia donde ago pacto con el Amor en 40 diashttp://deluna97.blogspot.mx/?m=1

    ResponderEliminar
  19. Para mi ....el amor comienza con un sentimiento y acaba con una decisión de amar de por vida...ese es el amor de verdad
    el desamor comienza con decepciones, resignación y termina con la aceptación que ya nunca mas volverán.
    Yo solo tengo decepciones y apesar de ya no estar aun no me resigno y no lo acepto ...desearia que el desamor pase rapido aunque conociendome ..se que me durara mucho.

    ResponderEliminar
  20. 11 años juntos y me pregunto si aun siento lo mismo o es rutina o xk aora me molestan cosas k antes no?o xk no es el hombre romantico k siempre e deseado o xk nos pasamos semanas sin darnos un beso tan dificil tomar la decision de dejar a alguien k amas xro k n t aporta lo que te gustaria...

    ResponderEliminar
  21. yo tenia 15 años cuando me enamore de una persona 12 años mayor que yo, al poco tiempo nos hicimos novios todo era como en un cuento de hadas hasta que se volvió un tanto agresivo, las agresiones iban subiendo de tono, pero el amor aun no se acaba, yo te sigo amando marquitos.

    ResponderEliminar