viernes, 14 de diciembre de 2012

Corazón de mudanza.

"Una de las cosas más difíciles en el momento de hacer una mudanza, es  mudar el corazón" (Magdalena Barreto)
Quienes siguen mi devenir a través de estos retales, saben que este año ha estado marcado por un montón de cambios personales, que incluyen un cambio de residencia. Sí, es un cambio que para muchas personas puede resultar insignificante; ¿qué son unas cuántas horas de barco entre un lugar y otro?. Para muchos, seguramente, nada. Para mi, hay momentos en los que esas tres horas suponen un abismo.
Suponen sentir la impotencia de no poder darle un abrazo a una amiga que lo está pasando mal.
Suponen no poder sentarme con mi madre a contarle lo que me ha sucedido ese día.
Suponen no poder quedar con mi hermano en la cafetería de siempre, para contarnos nuestras cosas.
Suponen no poder pasear a Maggie por mi gran avenida, aunque seamos las únicas viandantes.
Suponen no poder salir a la terraza de mi casa y llamar a mi vecina para que se asome a la ventana.
Suponen no poder ver cómo crece día a día la nueva mascota de la familia.
Suponen no poder asistir a ciertas celebraciones el día que se celebran.
Suponen no poder recorrer las calles que tantas y tantas veces me han visto caminar, en el momento que me apetezca.
Suponen no poder estar físicamente con las personas que quiero cuando necesito un poco de ellas.
Suponen sentir ese nudo en el estómago cuando pienso que quizás mis amigos se vayan olvidando de mi, con el paso de los días.
Suponen momentos de nostalgia por no poder mirar a los ojos a las personas que más quiero, por no poder sentir el abrazo de los míos, por no tener la totalidad de mis cosas personales al alcance de la mano. 
Sé perfectamente que con el tiempo, ese abismo se hará cada vez más pequeño, hasta convertirse en lo que realmente es, una mínima distancia.
Sé perfectamente que las cosas materiales sólo tienen el valor que queramos darle.
Sé perfectamente que quienes me quieren seguirán haciéndolo aunque me vaya al fin del mundo.
Sé perfectamente que la distancia más larga no es precisamente la que separa dos puntos.
Es justamente en la distancia cuando mejor se valoran las cosas y a las personas; cuando nos damos cuenta de quiénes son realmente  importantes e irremplazables en nuestra vida.
Se puede aprender a vivir sin un montón de cosas u objetos que un día creimos imprescindibles.
Se puede cambiar de escenario, se pueden cambiar los paisajes, los enseres, los hábitos.
Se pueden reemplazar los momentos, pero no se pueden cambiar los sentimientos arraigados en el alma.

Estoy viviendo una nueva etapa cuya mayor dificultad radica en la "separación de los míos", para tratar de encauzar mi propia vida, por paradójico que resulte. Es ahora cuando me doy cuenta de que, aunque son pocos, su valor es incalculable.
Mi historia no es novedosa. Es la misma de muchísimas personas que, un día decidieron dejar atrás lo que hasta ese momento había sido su vida cotidiana, para llenar lo más importante que tiene el ser humando...el corazón. Y es que el corazón, sólo puede llenarse de AMOR para que no sea un simple músculo, sino el motor de nuestra vida.
Ya lo dijo alguien: "vivir no es sólo respirar".

Es el corazón el que me ha traído hasta aquí, para poder estar a tu vera (como dice la canción).
El mismo corazón por el que he cometido tantos errores y aciertos.
El mismo corazón que me ha hecho ser má fuerte tras cada rotura.
El mismo corazón, ya con alguna que otra grieta, que sigue siendo el motor de mi vida; porque es ese corazón el que me sube y me baja, el que me hace grande y pequeña, el que me recuerda cada mañana que estoy viva y sobre todo, el que le da sentido a todo cuando hago.
Es ese mismo corazón el que extraña lo que dejé y el que me recuerda por qué lo dejé. 

P.d. Es ese mismo corazón el que ahora me dice que mi lugar está aquí, que mi lugar está contigo, porque ahora tú, y sólo tú, haces que mi corazón no sea un simple músculo.

Pd2.Seguro que nuestro proyecto quedará precioso (confío en ti y prometo implicarme)

P.d3.Quiero que la combinación de las cuatro primeras letras de tu nombre sea mi razón de ser. 

P.d4.TE QUIERO.


14 comentarios:

  1. Me alegra llegar en estos momentos de cambio, saltar al vacio siempre acojona (perdona la expresión) pero son esos nuevos retos los que nos hacen sentir vivos. ¿Has encontrado tu lugar y tu momento? pues ¡DISFRÚTALO!
    Saludos desde Tenerife y te dejo enlace de mi espcio para cuando gustes.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me alegra mucho de que llegues, y siendo paisana, me alegra aún más.
      Es cierto que los cambios acojonan, porque a lo que realmente se teme, es a lo nuevo, a lo desconocido.
      Ya me he hecho seguidora de tu espacio, y será un placer visitarlo con detenimiento. Tendrás noticias mías.
      Un beso fuerte desde la isla de enfrente.

      Eliminar
  2. ¿Sabes una cosa? ¡me alegro!, porque una mudanza significa dejar en la basura muchas cosas que ocupaban espacio y no son importantes; lo bueno es volver a llenar cajones,lo bueno es volver a tener ilusión y hacer un hogar en la nueva casa y en un paisaje diferente (le llamo hogar al calor del amor)y me alegro porque te leo ilusionada.
    ¿La distancia? hoy no existe, podemos hablar con los seres queridos en cualquier momento. Creo que un día te dije que las mejores decisiones son las que se toman con el corazón, hoy lo dices tú y me hace ilusión.
    Atrapa el presente, cuenta hasta diez cuando estés enfadada, pero no dejes que la comunicación se interrumpa.
    Y pisa fuerte, con la cabeza muy alta porque eres una mujer hermosa por dentro y por fuera.
    Porfa, no te olvides de nosotros cuando quieras y cuando puedas...
    TQM. un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alondra, me has emocionado con tus palabras. Siempre tan acertada, siempre tan cercana a mi.
      Ojalá encuentre lo que busco, ojalá pueda anidar calentita en este nuevo "hogar".
      No pienso olvidarme de nadie, y mucho menos de este rinconcito en el que encuentro a gente como tú, y que tanta vida me da.
      Miles de millones de gracias por tu comentario. Me ha llegado muy hondo.
      Para ti, un abrazo gigante acompañado de dos besos eternos.

      Eliminar
  3. Como siempre esplendida.
    Como siempre acertada en las palabras.
    Como siempre tu.
    Genial Lady Barreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre gracias por existir.
      Genial, anonimus.

      Eliminar
  4. Date un poco de tiempo y le pondrás cara y sonrisa a las gentes con las que te cruzas, descubrirás el hueco en el café que te estaba esperando y la postura en la ventana en la que el sol acaricia y no hiere. Date tiempo y tendrás dos espacios para disfrutar, el que dejaste atras que siempre te aguarda y el que ahora comienzas a poblar de tu presencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu comentario Pilar. Millones de gracias y de besos.

      Eliminar
  5. Uuuuyyy Magda no sabía nada de esos cambios....pero si son para bien y además van acompañados de mucho AMOR....bienvenidos esos cambios...mucho éxito en este emprendimiento y mucho ánimo...además siempre hay tiempo para regresar y disfrutar de lo que has dejado...porque siempre estará allí....besooooosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga. Me da mucha alegría que hayas pasado por aquí. Espero que la vida te sonria siempre. Un beso enorme guapa.

      Eliminar
  6. Los cambios siempre son complicados, y a pesar de echar de menos, también te noto ilusionada.
    Besos enormes mi niña ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassss. Me encanta verte por aquí de nuevo. Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Hace mucho que no pasaba por acá.
    Me encantó leerte. Me encuentro en una situación muy parecida, donde mudarse es sinónimo de cambio, y a su vez es alejarse de lo cotidiano para acercarse a lo desconocido con el riesgo que eso conlleva.
    Pero no tengo dudas que para encontrar el camino hay que arriesgar, así que te deseo mucha suerte en esta nueva etapa, que a mi me gusta llamar DESAFÍO.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer que hayas regresado de visita. Espero que tu Desafío te aporte millones de cosas buenas, para que la nostalgia sea más llevadera.
      Un beso fuerte.

      Eliminar