miércoles, 14 de noviembre de 2012

Me gusta...me gustas.

Me gusta cuando llegas a casa y por muy cansado que estés, por muy dura que haya sido la jornada, me estrechas entre tus brazos para decirme cuánto me has echado de menos.
Me gusta tanto que me despiertes llenándome el cuerpo de besos, que a veces me hago la dormida esperando ese momento.
Me encanta cuando me miras, incapaz de expresar con palabras el amor que sientes por mi, y descubro a través de tu mirada, el verdadero sentido de la vida.

Son tantas las cosas que voy descubriendo a tu lado...
Son tantas las cosas que voy aprendiendo de ti...


Me parece admirable tu capacidad de seguir creyendo en el amor por encima de todo.
Me enseñas cada día que la vida carecería de sentido sin alguien a quien amar, sin alguien con quien compartir los pequeños momentos del día a día.
Sigues estando convencido de que el amor lo puede todo, que es más fuerte que cualquier dificultad y más poderoso que el mayor de los obstáculos.
Sigues pensando que los problemas están para resolverlos y no para revolcarnos en ellos, y que los problemas hay que dejarlos detrás de la puerta cuando llegas a casa.
Contigo estoy aprendiendo que hay que decir todo lo que se piensa, por bueno o malo que sea, para evitar que el desasosiego se enquiste en el corazón.
Me demuestras cada día que los pequeños detalles son los que alimentan el amor, sin que sea necesario disponer de más recursos que una simple sonrisa, un post-it en cualquier rincón de la casa, o un "gracias por estar ahí".

Son tantas las cosas que descubro cada día de ti...
Son tantas las cosas que aprendo cada día de ti...

Me gusta tanto que me gustes tanto.

7 comentarios:

  1. hermoso¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Magdalena!
    No hace mucho utilicé en una de las entradas de mi blog la siguiente frase "Una mujer que es amada siempre tiene éxito".
    Y tu éxito está garantizado,... ¡seguro!
    Besos cordiales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por tu mensaje, por tus buenos deseos y por seguir estando ahí.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  3. Me gusta,que mis sueños se despierten
    al doblar nuestras sábanas,me encanta
    haberlos creado a la par,cuando de reojo
    y justo antes de estirar las sábanas los siento
    realizados.
    Te ratifico lo evidente.
    Las gracias que te debo,te las pagaré en besos al portador.

    ResponderEliminar
  4. Puedes hacer nominativo ese talón...conoces perfectamente mis datos.
    Lo sabes, lo sé...me lo ha dicho el viento.

    ResponderEliminar