jueves, 29 de noviembre de 2012

El amor no entiende de montañas.

Hace poco le pregunté a una de las personas más importantes de mi vida, cómo era posible querer tanto a alguien que da tan poco. 
Le pregunté por qué seguía convencido de que ella era la mujer de su vida, por qué seguía apostando por ese amor que le generaba tanta incertidumbre y desconcierto.
Le pregunté por qué su empeño en nadar contra corriente, por qué seguir adelante cuando todo se ponía en contra.
Le pregunté de dónde sacaba las fuerzas para seguir creyendo que era posible, que con ella sería posible construir un futuro conjunto, un mañana mejor.
Le pregunté por qué seguía subido a aquella montaña rusa de emociones, sensaciones y sentimientos encontrados.
Le pregunté cuál era el secreto para seguir confíando en ese amor, a pesar de todo.
 Él se quedó pensando la respuesta, pero sólo unos segundos...y entonces me dijo:
-"Ella es todo lo que quiero, lo que siempre quise. Ella es la razón por la que cada mañana me levanto con la fuerza suficiente para seguir adelante, aún sabiendo que, como cada día, tendré que subir una larga y difícil montaña de obstáculos, hasta llegar a la cima completamente desfallecido, pero orgulloso del esfuerzo realizado. Y cuando estoy arriba, pensando que lo conseguí, me doy cuenta de que al día siguiente debo volver a escalar esa misma montaña como si fuera la primera vez. Y así día tras días. Subir y bajar, bajar y subir.-"
Lo miré con cara de asombro, de no entender bien por qué su empeño en sortear cada día las mismas dificultades, las mismas barreras, los mismos obstáculos. 
Le insinué que sería  mucho más fácil bordear la montaña en lugar de escalarla, dejarla atrás y seguir caminando. Y entonces él respondió:
-"Lo que sucede es que mi felicidad no consiste en bordear esa montaña, mi felicidad pasa por destruirla, porque es ésa montaña la que nos impide avanzar. Es ésa montaña la que me separa de ella. No se trata de bordear el obstáculo, sino de ser capaz de hacerlo desaparecer"-.
-¿Crees que tendrás la fuerza suficiente para conseguir tu propósito?- pregunté.
-"Te voy a contar el secreto- me dijo. Lo que ella no sabe, es que cada vez que subo la pendiente y llego a la cima, consigo bajar con algunas piedras en los bolsillos. Sé que de momento la ausencia de esas piedras apenas se percibe, pero también sé que con cada una de ellas, la montaña va disminuyendo, haciéndose cada vez más pequeña. Sólo es cuestión de tener la suficiente perseverancia para que la montaña termine cayendo a mis pies, convirtiéndose sólo en un montículo de tierra"-
No salía de mi asombro ante sus palabras.
-"¿Tanto la quieres?"- me atreví a preguntar.
-"Tanto como para saber que seguiré escalando esa montaña  tantas veces como sea necesario, aún cuando me falten las fuerzas. Tanto como para saber que tarde o temprano, la montaña desaparecerá para siempre"-.
No quise seguir haciendo preguntas, pues con tan pocas palabras me había dado una de las mayores lecciones sobre el significado verdadero del amor.

Pd. Gracias Maroto por haber sido la inspiración de este post, que se ha tejido hilando tus palabras. Te dedico estas letras por tu manera de explicarme que las dificultades, tarde o temprano, desaparecen. Sólo es cuestión de apostar por lo que se quiere y no morir en el intento.



21 comentarios:

  1. Gracias a ti.
    Gracias a el.
    Gracias a los dos....y como no!!!
    Gracias al amor.

    ...y como dijo Ruiman el cantante de Tenerife del programa la voz.
    ¡¡¡FELIZ NAVIDAD FAMILIA!!!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja...Muchas gracias a ti por estar ahí.
    Y por supuesto, FELIZ NAVIDAD!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito....pero al final se cansó de subir y bajar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo afirmar o negar tu afirmación. Esa decisión sólo le corresponde a él.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Qué bonito!! Espero que en la cima encuentre lo que busca!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ideal es que consiga hacer desaparecer la montaña, y yo creo que va por muy buen camino.
      Besos guapísima.

      Eliminar
  5. Quizás sea así para quienes tienen alma de escalador, otros somos más de orilla del mar.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj. Menos mal que los hay que gustan de los deportes de riesgo.jajaja. Un beso enorme amiga Pilar.

      Eliminar
  6. Que aburrido este post con lo bien acostumbrada que me tenías. Espero un próximo con mas verbo, adjetivcación descriptiva, frases de mensaje rápido y sin tanta articulación. Las frases muy largas adormecen. No te arriesgues en conversaciones si no conoces la técnica y sobre todo las cartas dirigidas a terceros se deben maquillar un poco pues pareciera que el artículo va dirigido a una ex despechada.

    ResponderEliminar
  7. Lamento que este post te haya resultado aburrido y carente de técnica, es una opinión tan respetable como cualquier otra, especialmente en un espacio como éste, que apoya y defiende la libertad de expresión.
    Muchísimas gracias por dejar tu comentario y sobre todo, por estar ahí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que. Gracias a ti por compartir cosas llenas de autenticidad que a pesar de algunos errores narrativos se ve que están hechas desde el corazón. Una crítica gramatical no es sinónimo de que no me guste. Un saludo.

      Eliminar
  8. ¡¡¡Me encantó!!!
    saludos y gracias por dejarme conocerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar por aquí y por brindar también un espacio para conocerte.
      Un beso enorme

      Eliminar
  9. ¡Me gustó mucho! Como todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por estar ahí.
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  10. Es precioso. Me aferro a esta montaña de amor.

    besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias Antoni Barnils. Lo precioso es seguir contanto con personas que se interesan por mis letras y me regalan parte de su tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Vaya! Yo el único error que le encuentro es el sepera en vez de separa... Por lo demás me encantó! A todas (y todos) nos gustaría que hubiera esa persona dispuesta a subir nuestra montaña día tras día :)
    Hace poco que estoy por aquí pero me gusta mucho tu blog, jeje

    ResponderEliminar
  13. Muchísimas gracias por la visita y por dejar tu comentario. No dudes que te la devolveré con toda mi ilusión. Por cierto, error corregido. Es lo que tiene no hacer un borrador previo y pasar el corrector ortográfico. Soy mucho más de escribir directamente en una hoja en blanco en blogger.
    Espero que vuelvas pronto por mis retales.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Sabes, Magda... la experiencia me dice que el amor no es "dar", el amor es "compartir". Permitimos demasiadas tonterías, faltas de respeto y ninguneos en nombre del amor, cuando en realidad tenemos que amarnos y respetarnos a nosotros para poder luego amar a otra persona. Me niego a tocar puertas cerradas con la esperanza que un día se abran, me niego a subir montañas y bajar piedritas (aunque es respetable que alguien invierta tanto esfuerzo en intentar cambiar a otra persona). Mi vida es demasiado corta y valiosa como para perder el tiempo con quien no lo merece... porque además sí hay gente que ama y valora lo que puedo darle. El amor tiene que ir en dos direcciones, si no, puede ser dependencia, apego, lástima, pero no es amor. Aqui te dejo mi humilde opinión, preciosa. Gracias por el huequito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amiga...tú siempre tan acertada con tus palabras. Millones de gracias por estar ahí siempre.
      Estoy completamente de acuerdo contigo, el amor es compartir, eso es indiscutible. En este caso concreto, la historia en sí no trata de que sólo una de las partes se implique, sino de que una de esas partes, hará todo lo posible por sortear el único obstáculo que la separa de ser completamente feliz con la otra.
      En cualquier caso, tu opinión para mi es muy valiosa, porque sé que todo lo que me transmites es siempre "desde el corazón".
      Miles de besos guapísima.

      Eliminar