miércoles, 31 de octubre de 2012

Gracias y perdón...

Una nueva página en blanco frente a mis ojos, que desearían poder mirarte en este momento.
Es tu nombre el que hilvana en mi cabeza un montón de pensamientos desordenados.
Son tus besos los que zurcen mi corazón agrietado.
Son tus caricias las que suavizan mi piel, cuando siento que me desgasto.
Hoy vuelves a ser protagonista de mis letras, sabiendo que el viento sopla a favor, lo que pasa es que a veces me empeño en ponerme en su contra.
Durante algún tiempo he preferido cerrar los ojos y dejar que el tiempo meciera mi vida a su antojo. Me limité a oírte sin saber escucharte, a replicarte sin disponer de argumentos, a justificarme sin justificación alguna.
Apostaste por mi desde el minuto cero. Me brindaste tu mano asegurándome que jamás la soltarías. 
Me recordabas cada día que no estaría sola, si te permitía caminar a mi lado. 
Los problemas reales o ficticios, nunca fueron un problema para ti.
"Sin contrato ni permanencia, más allá de la que ambos queramos"-dijiste un día.
Por eso, hoy quiero darte las GRACIAS, así en mayúscula, por haber sido mi lazarillo cuando mi única ceguera consistía en no querer abrir los ojos.
Tenías razón cuando decías que mi verdadero problema eran mis fantasmas y temores infundados. Cuando me asegurabas que sólo moviendo los pies podría empezar a caminar. 
Cuando afirmabas que no había nada peor, que sentirse derrotada sin haberlo intentado.
Reconozco que muchas veces miré a otro lado, que tus consejos llegaron incluso a molestarme, que no supe poner puntos y aparte en el momento exacto, que me costó horrores asumir la inmensa verdad que encierra una de tus frases favoritas "se vive o no se vive".
Ahora, con la ventaja de ver las cosas desde otra óptica, con la experiencia de lo vivido y con la página pasada, valoro sobremanera tu paciencia, tu constancia y sobre todo, tu entrega.
No titubeaste en ningún momento, no dudaste en ningún instante, no miraste hacia atrás ni un sólo segundo.
Has ratificado cada una de tus palabras con hechos. 
Has agarrado con tanta fuerza mi mano, que eres capaz de sentir, incluso antes que yo, cuando pierdo el equilibrio. 
Has llenado vacíos y vaciado huecos que estaban llenos de vacío.
Has sido sincero, honesto y coherente con cada uno de tus argumentos, demostrándome que aunque haya cosas que al decirlas duelan, es necesario, como dices tú, "no críar pulgas", para evitar malos entendidos.
Y no sólo quiero darte las GRACIAS, sino también quiero pedirte PERDÓN, éste también en mayúscula.
Perdón porque ahora sé lo difícil que te lo he puesto, los obstáculos que yo misma he colocado en nuestro camino, los malos ratos que te he hecho pasar con mis dudas e incerdidumbres. 
A ti, que te gusta tenerlo todo bajo control, ha debido resultar harto complicado, sentir la impotencia de no poder luchar contra mis fantasmas y mis miedos. 
Perdón por los besos que no tuviste cuando tanta falta debieron hacerte. 
Perdón por no abrazarte cuando sentías que te desarmabas, aunque trataras de disimularlo.
Perdón por mis ausencias repetidas y perdón por mis silencios cuando debí esgrimir mis mejores argumentos.
Perdón por no ponerme en tu piel, por no caminar a tu lado y en cambio, pretender que tú estuvieras en mi camino a pesar de todo.
Perdón por haber hecho que mis palabras perdieran credibilidad, perdón por los momentos que perdimos. Estoy convencida de que los que vendrán, serán mucho mejor, porque al menos, serán reales.
Sólo espero poder compensar con risas, cada una de las lágrimas que te tragaste (vale que no eres de llorar por fuera, pero no me podrás negar que también se llora por dentro).
Espero poder demostrarte que no ha sido en vano cada uno de tus esfuerzos, que no te equivocaste cuando dijiste que te bastarían diez minutos para saber si era "lo que siempre le habías pedido a los Reyes Magos". Quizás sus Majestades de Oriente, este año se adelantaron (jajajaja)
Quizás sea una chorrada, o pura coincidencia, pero recuerda que sólo yo he descubierto la combinación perfecta de las cuatro primeras letras de tu nombre...y esa palabra tan pequeña y tan grande a la vez, será nuestra bandera, nuestro faro en este caminar juntos por la vida.
Sé que no será fácil, sé que titubearé, sé que volveré a perder el equilibrio, sé que me perderé en las musarañas, y sé que tú también lo sabes, porque me conoces más de lo que a veces quisiera. Pero también sé, que no soltarás mi mano y que me recordarás cuando haga falta, el verdadero sentido de esas cuatro letras.
Con todo mi AMOR...

8 comentarios:

  1. Perfecta declaración de amor. Preciosa. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Me alegra mucho saberte de nuevo tan cerca. Un beso fuerte

      Eliminar
  2. Y lo bien que te sientes cuando por fin puedes deccirlo todo, porque por fin lo has entendido??.

    Precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa...creo que lo estoy entendiendo cada día un poco más.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  3. Un placer pasar a tu blogg,espero visites mi blog y te hagas mi seguidora, saludos mexicanos....

    http://revesdamour1.blogspot.mx/

    http://horebtorresdesings.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está hecho...un placer enorme.
      Saludos españoles, y en concreto, canarios.

      Eliminar
  4. Me ha parecido muy muy bonito... curioso lo de los nombres de los blogs,no? Sigue queriendo así, es precioso poder leer este tipo de cosas. Un achuchón grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita. Es un placer contar contigo en estos retales, de la misma manera que es un placer seguir los tuyos.
      Un beso muy fuerte.
      Ah, por cierto, ese achuchón tuyo me ha encantado.jajaja.

      Eliminar