martes, 17 de mayo de 2011

Mis últimas semanas..

Las últimas semanas de mi vida han sido frenéticas y no de diversión prescisamente. Mucho trabajo y muchas horas de estudio. Pero ya se sabe, "quien algo quiere, algo le cuesta". !Vale,! sé que hay excepciones que confirman la regla, y quienes parece haber nacido con una estrella en la cabeza, pero no creo que sean los que más. El resto de los mortales, debemos demostrar cada día nuestra valía, para alcanzar o al menos, acercarnos a los objetivos que cada uno se marca en su vida.
El caso es que sigo por aquí, aunque no actualice estos retales con la frecuencia que me gustaría, sigo pendiente de lo que pasa por la blogesfera. Sigo siendo testigo indirecto de vuestros logros, preocupaciones, premios, opiniones y pensamientos...incluso algún que otro "amorío", he podido leer por ahí.
Me he pasado las últimas semanas entre papeles y apuntes, con la tensión laboral propia de unas elecciones eminentes que pueden cambiar el rumbo no sólo del municipio donde trabajo, sino incluso, de mi futuro laboral. Es lo que sucede cuando trabajas en una Administración Pública donde hay un pacto de gobierno, y para "algunos" tú formas parte de "los otros".
Es una situación difícil, a la par que estresante. Los nervios están a flor de piel, cada partido trata de demostrar que lo ha hecho mejor que su oponente (aunque supuestamente durante los últimos cuatro años hayan sido un grupo de gobierno unánime, más allá de ideologías políticas, para velar por el interés general).
La tensión se palpa en el ambiente, en momentos hasta se podría cortar con un cuchillo poco afilado, y para quienes estamos "en el medio", les aseguro que es una situación bastante incómoda. El próximo domingo 22, las urnas tendrán la última palabra, y aunque dicen que el pueblo es soberano, a veces concurren circusntancias que pueden darle la vuelta a una tortilla poco hecha, entiéndase en este sentido, pactos inesperados que poco o nada tienen que ver con lo que el "pueblo" esperaba.
A todo esto, tengo que sumarle que estoy a punto de terminar el primer ciclo de un módulo formativo que no ha resultado demasiado fácil. Ha sido un constante "búscate la vida", porque según dice el personal docente, así es la formación a distancia.
Muchas horas con los codos sobre la mesa, muchos paseos con los apuntes en la mano tratando de comprender conceptos nuevos y asimilar mucha información desconocida.
En apenas un mes, tendremos las notas en la mano, y si todo sale como hasta el momento, las noticias serán muy positivas, más de lo que hubiera imaginado. Me siento muy orgullosa de mi misma, porque he sido exigente y he tratado de superarme en cada examen, con unos resultados que al principio eran impensables para mi.
Por lo demás, mi vida transcurre sin demasiados sobresaltos en el apartado personal, podría decirse que he enterrado muchos de mis fantasmas del pasado y atravieso un momento de tranquilidad emocional que me permite tomarme la vida con un poco más de sosiego.
A quienes se siguen pasando por estos retales...Gracias.

3 comentarios:

  1. Tiene que ser complicada la situación, no sé como funciona la Admon Publica, ni si la plaza es tuya, pero claro, en caso de que no... y si hay un cambio de gobierno :s.... Dificl tema guapa, espero que todo vaya bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sandra.
    Ya quisiera yo que la plaza fuera mia!!!!!Ahí estoy de prestado...cruzando los dedos para que las cosas no cambien y poder seguir en mi trabajo. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  3. Me alegra leer que estás bien, liada y con planes exigentes, pero obteniendo buenos resultados.

    Un placer saludarte

    ResponderEliminar