miércoles, 27 de abril de 2011

No es más rico quien más tiene...

Hoy toca un cuento corto pero con mucho contenido.
Una vez más, una historia de esas que nos hacen pensar y reflexionar sobre nuestra propia vida. Un mensaje positivo para quienes en muchos momentos, pensamos que sólo es de día cuando brilla el sol. Especialmente para quienes están atravesando una situación difícil, que con la que está cayendo...somos la mayoría.

"La felicidad acompaña más al pobre que considera que tiene bastante, que al rico que considera que nunca tiene suficiente" (Charmesse)

Viaje al campo:

Una vez, un padre de familia acaudalada, llevó a su hijo al campo, para que comprobara lo bien que vivía y la suerte que tenía de poseer tantos bienes, con respecto a las personas que vivían en el lugar.
Durante un día completo, se alojaron en la granja de una familia campesina muy humilde.
Al regresar a su gran casa, con todas las comodidades que cualquier podría desear, el padre le preguntó a su hijo: -"¿Qué te pareció el viaje hijo mío?"-. El niño respondió:-"Muy bonito papá"-
-"¿Visté cuán pobre puede ser la gente?"-, a lo que el niño respondió de forma afirmativa.
De nuevo el padre preguntó:-"¿Y qué aprendiste?"-. El hijo contestó:
"Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina que llega a una pared del jardín, ellos tienen un riachuelo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el techo, ellos tienen las estrellas. Nuestra patio tiene paredes, ellos tienen todo el horizonte. Ellos tienen todo el tiempo para compartir y conversar en familia, nosotros apenas nos vemos porque mi mamá y tú os pasáis el día trabajando".
Al terminar su relato, el padre estaba estupefacto y el niño añadió:
-"Gracias papá por enseñarme lo rico que podríamos llegar a ser"-.

"No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita"
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario