jueves, 27 de enero de 2011

De la amistad...

"Cuando un amigo nos pide algo, la palabra mañana no existe"(George Herbert)

No puedo presumir de ser una persona "popular" entre quienes me rodean. Ni puedo presumir de tener a un montón gente a la que recurrir en mis mejores o peores momentos.
Nunca he servido para reirle las gracias a nadie a cambio de una amistad, y reconozco que tampoco soy la mejor compañía para quienes siempre se toman la vida a la ligera, o se ríen hasta de su sombra.
Quizás me iría mucho mejor en la vida si multiplicara el humor y restara "responsabilidad", pero qué le vamos a hacer. Justamente, hace unos días me dijo mi hermano que debería ser menos responsable, que me faltaba un punto de locura. Y sí, sería estupendo tener la capacidad de mirar a otro lado cuando las cosas se ponen difíciles.
Sería maravilloso poder elegir con quién quiero compartir un café y con quién simplemente prefiero irme de compras. Pero lamentablemente carezco de esa cualidad que hace que "le caigas bien" a la mayoría de la gente, lo cual no quiere decir que sea una persona desagradable, pero sí que suelo mantener cierta distancia antes de encajar o desencajar con alguien.
Tampoco soy una mujer que llame demasiado la atención, con lo cual no despierto ningún tipo de "admiración", y aunque no me considero un muermo, tampoco soy la "diversión personificada".
Sin embargo, puedo pasar horas charlando con quien me ofrezca una buena conversación, sin demasiadas trivialidades. Bailar durante horas, beber durante horas, pasear durante horas...pero reconozco que no soy de las que encuentra "amistades" por doquier.
Eso sí, cuando alguien de mi entorno reclama mi atención por el motivo que sea, procuro estar ahí para ofrecer mi hombro y mi apoyo emocional, incluso a quienes en su momento, no lo hicieron conmigo. Da igual, no aplico firmemente la ley de talión, "ojo por ojo y diente por diente".
Admito que me gustaría tener más amistades o al menos, más gente con la que compartir determinados momentos de mi vida, porque a nadie se le escapa que la amistad verdadera es un bien muy escaso, y que los amigos de verdad, se pueden contar con los dedos de una mano.
Para mi, la amistad verdadera está por encima de casi todo. No entiende de reproches ni admite rencores.
Los verdaderos amigos, están ahí en cualquier momento, y acuden a nuestro encuentro sin ser llamados cuando saben que no estamos bien, cuando necesitamos un empujón para seguir adelante, y son los primeros en saber que la vida nos sonríe, cuando las cosas marchan bien.
Los verdaderos amigos no hacen preguntas, ni juzgan, ni condenan...simplemente escuchan, apoyan, animan y consuelan. Que cada uno tiene suficiente con la cruz que lleva a cuestas.
Los verdaderos amigos no exigen, ni acosan, ni agobian...
Los verdaderos amigos no son aquellos que nos quieren de forma egoísta, o que piden "algo" a cambio.
Los verdaderos amigos no ponen condiciones porque su amistad es incondicional.
Con ellos, podemos ser nosotros mismos, sin máscaras ni maquillaje, sin temor a lo que decimos o cómo lo decimos, porque ningún mal entendido podrá romper ese "vínculo" que mantenemos con la otra persona.
Los verdaderos amigos creen que la amistad es más importante que cualquier cosa material, inclusive el dinero, puesto que la verdadera amistad no se compra ni se vende.
Los verdaderos amigos...¿existen o es una utopía?

6 comentarios:

  1. esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con tus bellos textos, tienes en mi bloc tres regalos para ti , un besin muy grande .

    ResponderEliminar
  2. Existen pero como todo lo bueno, escasean. Es cierto que un amigo más nunca sobra, pero no se pueden forzar las cosas, los valores que tu aportas no se aprecian a simple vista, pero con el tiempo, relucen. Sin duda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ozna-Ozna...
    Gracias por la visita y por tus palabras. He pasado por tus rincones pero no he podido llevarme los regalos. Soy la torpeza personificada. En cualquier caso, muchísimas gracias de corazón y otro beso muy fuerte para ti.

    ResponderEliminar
  4. Pilar...gracias como siempre por tener las palabras exactas para mi.
    Un besote muy grande guapa.

    ResponderEliminar
  5. Estoy convencida de que sí esxisten, pero, si fuese una utopía, como todas ellas, nos ayudaría a caminar.
    ¡Qué bueno que haya gente que escriba tan bien! Así los demás podemos disfrutar de sus creaciones. Gracias por ello.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Me gusto mucho lo que escribistes sobre la amistad.para mi la amistad es muy importante en mi vida.tengo amigos que los llevo siempre en el corazon por que siempre estan hay cuando los nesesitamos.la verdadera amistad es lo mejor que Dios nos ha regalado.FELICIDADES.

    ResponderEliminar