miércoles, 17 de noviembre de 2010

Parando el tiempo...

Acércate despacio que voy a parar el tiempo.
Olvídate de todo porque sólo existimos tú y yo.
Abandónate al deseo y recuérdame que estoy viva.
Bésame como si nunca lo hubieras hecho y mi piel fuera lo único que calmara tu sed.
Abrázame tan fuerte como puedas y pellízcame suavemente para saber que es real.
Invítame a bailar un tango inventado y deja que mis piernas se enreden con las tuyas.
Envuélveme de amor para que la magia de este instante, haga desaparecer el resto del mundo.

Enséñame a sumar uno más uno, sin que el resultado sea dos.
Arráncame la ropa y cóseme a tu piel.
Acércate despacio... que ya he parado el reloj.

7 comentarios:

  1. sin límites de tiempo, ya no hay límites, disfrutad

    ResponderEliminar
  2. De alto voltaje!!! y más le vale a ese reloj ni chistar...jejeje....besooss

    ResponderEliminar
  3. Como dicen, sin límites para nada. Es la mejora manera de afrontar algunos momentos, en los que el mundo desaparece. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito!!! Jejejej, me encantó nenaaaa... Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  5. Jo. .. Que chulo. ... Me sorprendió :-)

    ResponderEliminar
  6. Se acelera el corazon, libertad, de sentimientos, y soltar fuera todo lo que uno siente . Gracias Magdalena

    ResponderEliminar