domingo, 7 de noviembre de 2010

La furia y la tristeza...

Últimamente mis responsabilidades como "estudiante", me dejan muy poco tiempo libre. Los días transcurren entre duras jornadas de trabajo, visitas al gimnasio donde trato de soltar todo el estrés acumulado y recargar las pilas y los apuntes de matemáticas financieras que después de muchas horas con los codos en la mesa, ya no suenan tan a chino.
La verdad es que hay algunos momentos que me pregunto dónde me he metido, yo que siempre he sido una mujer de letras, lo de la calculadora cienfífica se me está haciendo un mundo, aunque reconozco que el reto me hace disfrutar a pesar de las "rabietas" que me pillo conmigo misma cuando los números no me cuadran.
El próximo martes me enfrento a mi primer examen después de muchos años, y para mi supone todo un reto. No sólo porque un aprobado significaría quitarme de encima una parte de la asignatura, sino porque supondría una motivación añadida al esfuerzo que estoy realizando.
Antes de seguir inmersa entre apuntes, ejemplos prácticos y con la calculadora en la mano, quiero compartir una pequeña historia de esas que circulan por la red, cuyo autor es el gran maestro Jorge Bucay, y que tiene todos los ingredientes para hacernos pensar. Porque muchas veces, sacamos conclusiones precipitadas sin parnos a ver más allá de lo que se percibe a primera vista.
La tristeza y la furia.
A un estanque mágico, llegaron un día a bañarse haciéndose mutua compañia, la tristeza y la furia.
Se quitaron sus ropas y se introdujeron en el agua. La furia apurada como siempre, inquieta sin saber por qué, se bañó de mala gana y rápidamente salió del estanque. Pero como la furia es casi ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, se puso la primera ropa que encontró, que no era la suya sino la de la tristeza. Vestida de tristeza se marchó sin percatarse del error, como si no pasara nada.
La tristeza, tranquila y serena, tomándose todo el tiempo necesario, como si no tuviera ningún apuro, porque nunca lo tiene, permaneció disfrutando del agua hasta que se aburrió. Cuando salió del estanque se dio cuenta de que no estaba su ropa.
Si hay algo que a la tristeza no le gusta, es quedar al desnudo. Así que decidió ponerse la única ropa que encontró, la de la furia. Y así, vestida de furia, continuó su camino.
Cuentan que a veces, cuando uno ve al otro furioso, cruel, despiadado y ciego de ira, parece que estuviera enojado, pero si uno se fija con cuidado, se da cuenta de que esa furia es sólo un disfraz, y que detrás de esa furia salvaje, se esconde en realidad, una gran tristeza.
A veces lo que percibimos a primera vista, nada tiene que ver con lo que se oculta detrás.
!Feliz domingo!

16 comentarios:

  1. Así me gusta chica de letras, calculadora en mano, porque los números no son sino otro lenguaje, por mucho que en el colegio se empeñaran en lo contrario.
    Mucha suerte y mucho ánimo, es un gran esfuerzo pero la recompensa es pareja.
    Un beso y trata de esquivar la tristeza que me parece más peligrosa que la furia, ésta se agota enseguida, la primera se acomoda y se hace un hueco del que es muy dificil echarla.

    ResponderEliminar
  2. Animo Maddy... y recuerda que no hay nada imposible. Somos chicas que nos arriesgamos a proyectos que llaman imposibles... pero somos chicas bOOOm y vamos a por todas.
    PD: Sobre todo recuerda ponerle pilas a la calcu!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios chicas!!!!
    Pilar...totalmente de acuerdo contigo, me ha gustado muchísimo tu opinión. Un beso muy fuerte lleno de alegría.
    Srta. Loos...espero que de aquí al martes no se agoten las pilas, ni las de la calculadora ni las mías.jajajja. Otro beso.

    ResponderEliminar
  4. Lo primero es lo primero y el estudio es lo mas importante, asi que te doy muchos animos y que todo lo consigas a base de constancia, veras como al final te sientes feliz.
    un placer pasar por tu casa.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mucha suerte, amiga!!! Te deseo todo lo mejor, ya me contarás...

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Magdalena! tiene mucho merito demostrar que cuando uno quiere se puede, simplemente hay que poner voluntad y tú la tienes, al menos desde que te sigo has demostrado que eres una luchadora nata. Me alegra que hubieras elegido en gim para soltar adrenalina, además estarás divina en el verano. El exámen saldrá bien...
    Besitos tiernos.

    ResponderEliminar
  7. Tú puedes guapa...así que a por ellas que las mates no son tan malas....besoooteeess y ya nos contarás

    ResponderEliminar
  8. Tienes un regalito en mi blog Magda...besos y mucha suerte

    ResponderEliminar
  9. Unos numeritos de nada no van a poder contigoo! Lo tengo clarísimo!
    Ánimo y a por todos!!!
    Un besazo enorme y gracias por esa hostoria!

    ResponderEliminar
  10. Pues ya está hecho!!!Pronto sabré la nota, y la compartiré con ustedes!!!

    ResponderEliminar
  11. ooooooooh!!!!!!!1 que me encantan estaas historiiias!!!!!!!!!!!!!Suerte veras que aprobarás y con notaaa

    ResponderEliminar
  12. Ainssssssssss! como me ha gustado este post... cuántas veces decimos "estoy furioso" cuando en realidad lo que sientes es tristeza...

    Abrazo fuerte, fuerte... sigo estando por aquí.
    Ah!!!... la NOTA.. ajjajaja ... ;)

    ResponderEliminar
  13. Espero que hayas tenido mucha suerte en el examen!! A ver si la nota es muy buena. ^^

    ResponderEliminar
  14. Siiiiiiiiiiiiiiiiii...El examen está aprobado y con muy buena nota, muchísimo mejor de lo que había imaginado. Muchas gracias por todos los mensajes.
    Millones de besos para todos y todas!!!

    ResponderEliminar
  15. Gracias Sonix...el próximo día 14 de diciembre tengo el segundo examen del mismo módulo, y ufffff...la cosa se complica.jajaja.
    A ver si sale la mitad de bien. Besos

    ResponderEliminar