jueves, 14 de octubre de 2010

Para pensar...


10 comentarios:

  1. Quizás surge la pregunta porque la vida te indica que encuentres la respuesta.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Sí, muy buena! A veces es ahí donde está la respuesta real a todo.
    buen fin de semana! ^^

    ResponderEliminar
  3. Sólo cuando andamos con los sentidos despiertos, somos capaces de hacernos preguntas.

    ResponderEliminar
  4. Preguntas y más preguntas???...a veces es mejor no planteárselas para no comerse el coco...jeje...besooss y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Magdalena, pero a veces es mejor no comerse el coco demasiado, si damos vueltas y más vueltas al asunto distorsionamos la realidad

    ResponderEliminar
  6. Si no surgiera la pregunta, no tendría la opción de poder encontrar respuesta... No??? digo yo. Qué lío, jajaja. El caso es que es algo metafórico, no??? Así que: dame, dame, dame preguntas... que luego ya me busco ya las respuestas (ná más pá tener algo qué pensar...), jajajaja. Creo que me entiendes de sobra....
    Besitos mil.

    ResponderEliminar
  7. jajaaj, te he dejado un comentario antes y no sé si ha salido o no. Chica, me tienes que dar clases de cómo funciona esto, eh??? jajja.

    ResponderEliminar
  8. A veces el simple hecho de plantearse la pregunta es mucho más importante que la respuesta que encuentres, o que incluso no encuentres nunca... sabia reflexión.

    besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Buenos días! creo que la pregunta siempre está presente y a veces sabes la respuesta, el problema es que no tienes fuerza o te falta el empujón para resolverla.
    Respuesta que salió a bote pronto mientras tomo el café. Besitos tiernos preciosa.

    ResponderEliminar