jueves, 12 de agosto de 2010

Para un "sin nombre" (2)

Resulta paradójico que me digas, a modo de amenaza, que "en esta vida cada uno tiene lo que se merece", porque nada me gustaría más. Ojalá se cumpla tal afirmación.
Ya no me asustan tus amenazas, ni me conmueven tus mentiras, ni me irritan tus insultos. Ya no tengo miedo a cruzarte por la calle, ni me interesa lo que pasa en tu vida.
Nunca pensé que llegara a decir esto, pero hoy por hoy estoy convencida de que hasta lo peor que ha pasado en mi vida, es mejor que haberte conocido, y creo que eso es lo peor que se puede decir de una persona.
No voy a permitir que sigas oscureciendo mis días, ni empañando mis momentos felices, por mucho que te empeñes en colarte por las rendijas de mi vida al mínimo descuido.
He aprendido que jamás se debe bajar la guardia ante los fantasmas del pasado, que una retirada a tiempo puede suponer una victoria y que permanecer tras la trinchera, no siempre es de cobardes. A veces es más inteligente quedarse en la orilla que nadar contra corriente. Tú te empeñaste en tirar demasiado del hilo, y el hilo se rompió.
Me he cansado de "agachar las orejas" ante tus reclamos y ceder a cada una de tus exigencias por miedo. Miedo a lo que podría pasar, miedo a lo que podrías hacer, o para ser completamente sincera, miedo a lo que me podría pasar, miedo a lo que me podrías hacer. Y mientras tanto, tu ego iba subiendo como la espuma, al saberte ganador por salirte siempre con la tuya.
Hoy para mi sólo eres una pesadilla, un traficante de ilusiones, un sicario de sueños, un tejedor de mentiras. Un lobo feroz que, con piel de cordero, llegó un día a mi vida.
Una vez dije que me hubiera gustado conservar un buen recuerdo tuyo e incluso pensé que te había escrito mi última carta, pero lamentablemente has invertido todas tus energías en convertirte en mi peor enemigo, no conformándote con el daño que me hiciste cuando estabas a mi lado fingiendo que me querías. Porque sí, estoy segura de que fingías, por mucho que proclamaras tu amor a los cuatro vientos. Es imposible causar tanto dolor gratuito a alguien a quien quisiste tanto, salvo que ese amor fuera una mentira. Hoy sé que tú mismo eres una gran mentira.
Te aseguro que no hablo con despecho, ni con rabia, ni con ira. No hablo desde el resentimiento ni el dolor que me causó tu partida, que fue mucho reconozco, porque te quise más que a nadie, porque por ti hubiera dado mi vida. Me duele más que hayas matado los buenos recuerdos que de ti me quedaban, que el amor que te tenía. Porque las cosas igual que empiezan acaban, y lo que al final importa, es el sabor que dejan en la boca, en la piel y en la cabeza en forma de recuerdos.
Dicen que en los peores momentos es cuando realmente se conoce a las personas, pero a mi me cuesta creer que alguien a quien quise tanto pueda ser tan ruin y mezquino. !Qué bajo has llegado a caer!.
Me consuela saber que en el fondo eres un pobre infeliz que necesita valerse de las peores artimañas para sentirse superior, poderoso. Eso es lo que hacías constantemente conmigo, achicarme, amedrentarme, someterme, para tú sentirte más grande.
GRACIAS POR DEJARME, POR HABERTE IDO, por haberme impulsado a tomar la decisión más importante de mi vida, SEPARARME PARA SIEMPRE DE TI, romper todo vínculo contigo. La diferencia entre tú y yo, es que tú te has arrepentido mil veces de haberte marchado, en cambio yo no dejaré de celebrar que te hayas ido.
Después de vivir sin ti todo este tiempo, puedo decir que realmente HE VIVIDO, y aunque sigas tratando de ponerme la zancadilla y hacerme la vida imposible, tus estrategias ya no podrán conmigo porque he perdido el miedo.
Guarda tu verborrea, tus amenazas, tus coacciones y tus chantajes emocionales para otra, que yo ya cumplí el castigo de conocerte.
Y si es verdad eso de que al final "cada uno tiene lo que se merece"...espero que puedas dormir tranquilo.

20 comentarios:

  1. Se ve que lo has pasado muy mal, y me alegra en cierta forma que te sientas con fuerza de gritar que ese personaje ya no está en tu vida,solo tú sabes lo mal que lo habrás pasado, espero que sea ya un capitulo cerrado ya de tu vida.

    UN ENORME ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más sé de ti, a través del blog, más veo que eres una persona fuerte y con mucho carácter. No sé si cuando estabas bajo el influjo de esa persona eras igual, o si has ganado tanta fuerza a base de golpes. Igualmente, tampoco conozco la historia con todos los detalles. Es normal, tú dejas ver lo que quieres que veamos ¡y no es poco! Pero espero que al menos haya servido de algo esa mala experiencia. Espero qeu te haya servido para ver lo mucho que vales y lo mucho que tienes dentro. También deseo lo mejor que se puede desear en estos casos, que no vuelvas a tener noticias de esa persona, y puedas por fin disfrutar plenametne de tu nueva vida con tu ángel.
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Meme...ojalá pudiera arrancar la página para siempre, pero él se empeña en recordarme la clase de persona que es.
    No obstante, agua pasado no mueve molinos, y mejor así, porque las aspas de los míos quedaron destrozadas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Sonix, como siempre muchas gracias por tus palabras. Cuando convives con una persona así, terminas haciéndote "dependiente" de ella y aguantando lo que nunca hubieras imaginado, pero no te das cuenta.
    En mi caso,tuve la suerte de poder salir de esa espiral aunque me costó mucho porque ante todo Le quería. Si no llega a ser por el dolor que me causó, nunca habría tomado la decisión que tomé. Esto me ha traido consecuencias muy duras, porque ignoraba con qué clase de persona compartí mi vida.
    Pero bueno, ha pasado el tiempo y aunque él siga tratando de "mover los hilos", las cosas están muy claras, y como se suele decir "los papeles son los que hablan".
    Un besazo enorme, esta vez, acompañado de un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Permite me que te diga una cosa, esta persona sin nombre no se había dado cuenta de que eres más fuerte de lo que él pensaba, vales mas de lo que él alguna vez puedo imaginar, y que le amaste más de lo que se merecía sin duda alguna!, ahora solo le queda sacar todas sus armas de amedrentamiento tratando inultamente de llamar tu atención, porque muchas veces le funciono así como dices en tu comentario (terminas haciéndote "dependiente" de ella y aguantando lo que nunca hubieras imaginado), no existe persona en el mundo que pueda vencer a un corazón noble, NO! aunque te llegara a minimizar, aunque alimente su ego a base da palabras oportunas en momentos mal puestos, NO!, al final este tipo de personas se quedan sumidas en sus desavenencias , porque el problema es de ellos no de quien los ha querido como son, sin explicaciones, en silencio, día a día poniendo el dedo en el sol para tapar sus falsos argumentos.

    Dicho esto quiero regalarte una frase que me guía mi padre me la dijo cuando tenia 13 años y es mi lema de vida "No hay cosas imposibles si no personas incapaces" y tú eres perfectamente capaz de lograr todo que te propongas por ti misma, porque cuando el corazón es nuestra espada y el alma nuestra bandera no hay batalla en esta vida que el hombre no venza!!!

    Un Abrazo grande y enhorabuena por la entrada porque no hay mejor cura para el alma que sacar lo que nos hace daño afuera….. la ropa se seca al sol!

    ResponderEliminar
  6. Elizabeth, tu comentario me ha llegado a lo más produndo, y créeme que no lo digo por decir algo. Tus palabras son tan claras y a la vez tan certeras que me han dejado la carne de gallina. Con tu permiso, me haré eco de ese sabio consejo de tu padre, porque sin duda, lleva mucha razón. Me ha costado mucho admitir que estuve al lado de un "maltratador psicológico", pero ahora lo admito sin complejo ni vergüenza, aunque haya sido la última en darme cuenta de ello.
    Afortunadamente salí de esa espiral y tengo mucha vida por delante, y sobre todo, muchas cosas que dar a quien realmente sepa apreciarlas, porque él...efectivamente, no se merecía tanto amor por mi parte.
    Muchísimas gracias por tu comentario y sobre todo, por pasarte por aquí.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Bravo Magda...por sacar pa' fuera todo lo que te amarga, lo que te entristece, por plantarle cara al sin nombre, por tu fuerza...ahora a seguir adelante sin mirar un minuto atrás, seguro que lo que vendrá será genial, guapa, porque las cosas buenas son las que tú te mereces....besoooteeess y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Te has desahogado? Pues bien está.
    Yo pienso que en la vida se recoge (antes o después, y a veces el tren lleva retraso) lo que se siembra.
    Así pues, dicho queda, que le entregen todo todito lo que se merece, y a tí también.
    Guapa!!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias Marita...estaría encantada de ponerle nombre y apellidos a ese impresentable, para que todo el mundo sepa qué clase de persona es en realidad. Pero no vale la pena, porque entre otras cosas, tengo mucha más educación que él.
    Y sí, ya era hora de reconocer abiertamente que he vivido con un maltratador de ilusiones, de sueños y de sentimientos.

    ResponderEliminar
  10. Por cierto Marita...miles de besos guapa

    ResponderEliminar
  11. Hola Pilar.
    Sí que me he desahogado y me reafirmo en cada una de mis palabras, porque hasta llegar a este punto, he estado engañándome a mi misma, pensando que "no podía ser tan malo". Ahora que sé la verdad, me es mucho más fácil asumir que lo que he vivido es real y que no puedo seguir excusándolo y sintiéndome culpable de cosas que no me corresponden. De hecho, el tiempo, ha puesto las cosas en su sitio, pero él no se resigna y sigue tratando de manipularme.
    Un beso enorme y muchas gracias por estar ahí siempre.

    ResponderEliminar
  12. Vaya... veo que no te llegó mi comentario... snif, snif.
    Un post extremadamente personal y profundo, felicidades por él.

    ResponderEliminar
  13. Después de leerte creo que la batalla más importante la has ganado: su inseguridad, sus miedos, sus celos, sus controles, sus manipulaciones, son suyas... Tu vida y tu bienestar emocional es lo primero, ¡no será fácil! a este tipo de prepotentes sólo les queda dar miedo para inflar el ego, la indiferencia será la mejor medicina, vuelvo a repetir: ¡no será fácil!, es como si se hubieran burlado de todo lo que diste y encima siguen reclamando deudas...
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Srta. Loos.
    Ha sido como arrancarme algo de dentro, derramar lo que ya estaba rebosándose en mi interior.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Alondra.
    Efectivamente no ha sido nada fácil llegar a este punto, han habido demasiadas caidas y recaidas, pero no me ha quedado más remedio que levantarme porque he aprendido que nadie va a levantarse por mi, como mucho, me pueden ayudar a tomar impulso.
    Me ha gustado mucho tu comentario, especialmente la parte final.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  16. tarde o temprano todo se paga, Magdalena, lo bueno y lo malo, así que tranquila y mucha fuerza y energía para continuar adelante con la cabeza bien alta.

    Besos, buena semana y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Canoso. Si se cumple esa premisa, me doy por satisfecha.
    Un beso y que lo disfrutes mucho.

    ResponderEliminar
  18. Verdaderamente duro lo que escribes hoy Magdalena. Ojalá de verdad haya dejado de dolerte, y que no te pueda hacer más daño. Que se aburra y te deje vivir en paz ya!
    Todas las decepciones duelen, pero si además se empeñan en meter el dedo en la herida... eso es ya crueldad!
    Bien por tu arrojo!!! Y para alante, siempre para alante!
    Un besazo enormeee mi canariona!

    ResponderEliminar
  19. Muchísimas gracias por tus palabrs Latrís. Ya no me duele lo que me ha hecho, me duele su crueldad a pesar del tiempo que ha pasado, me duele que pretenda seguir amendrentándome, acosándome, haciéndome sentir culpable...pero eso también se va superando. Me he hecho mucho más fuerte,especialmente por las personas que hoy por hoy me rodean.
    Espero que tú también estés mejor y más fuerte.
    Ah, soy canaria a secas, que los canariones son los de Las Palmas de Gran Canaria, y yo soy de Tenerife, en cualquier caso, chicharrera.jajajaj.
    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  20. Hace días que no paseo por ningún sitio, solo porque he necesitado descansar, agachar las emociones y guardarlas un poco bajo la cama... no ha servido de nada, porque me siguen gritando.
    Al leerte hoy, me he transcrito en tus letras, y ojalá "cada uno tenga lo que se merece".
    Abrazo al alma.

    ResponderEliminar