miércoles, 12 de mayo de 2010

¿Y si un día no recordara?

En los últimas días he tenido la sensación de que mi cerebro se había quedado estancado, sin que fluyeran nuevas ideas. Mis dedos se han resistido a acariciar el teclado para crear palabras e hilar frases. Supongo que "la tranquilidad" que se ha instalado en mi vida, tiene algo que ver con todo ello. Es curioso, porque ahora que tengo más tiempo para escribir, me da la sensación de que tengo menos que contar y realmente, lo único que ha cambiado es que ahora no tengo que despertarme a las 7:00 de la mañana e ir a trabajar. !Ni que mi blog girara en torno al trabajo!
Desde ayer me ronda por la cabeza una idea.¿Qué pasaría si de repente un día nos despertáramos amnésicos?. No se me ha ocurrido así como así, debo confesar que estoy viendo de nuevo la trilogía del Caso Bourne, parte por parte, y me he puesto a imaginar qué sucedería si un día me levantara de la cama y no recuerdara absolutamente nada de mi vida. Sería como empezar de nuevo, pero con casi 33 primaveras en el calendario.¿Complicado, verdad?
La idea, al principio me resultaba fascinante. Sería estupendo olvidar todo aquello que lastra nuestras alas, las malas experiencias, las dificultades vividas, a las personas que nos hicieron daño, las situaciones comprometidas, las palabras mal dichas, las frases que nunca quisimos escuchar, las expectativas que no se cumplieron, los sueños rotos...Pero claro, no estamos hablando de olvidar sólo lo negativo, (no se trata de una amensia selectiva) sino también de no poder recordar todo aquello que nos ha forjado como personas, todo lo que me llevado a ser lo que hoy soy. Así que también me he imaginado siendo incapaz de recordar a las personas importantes de mi vida, mi primer beso, mi primer amor, mi música preferida, la primera vez que fui al cine, mi comida favorita, las risas con mis amigas, las caricias furtivas o los momentos en los que he sido tan feliz.
Si olvidara lo que fui...¿sería lo que soy?.
Si olvidara lo que quise...¿sabría lo que quiero?
Si olvidara los obstáculos...¿valoraría los logros?
Si olvidara las lágrimas...¿tendrían tanta importancia las sonrisas?
Si olvidara lo malo...¿importaría tanto lo bueno?
No, no quiero olvidar.
Quiero despertarme cada día sabiendo quién soy. Una niña que no quiere crecer si ello significa dejar a un lado sus juguetes y los cuentos de hadas.
No quiero olvidar de dónde vengo. De una familia humilde que sin poder darme grandes caprichos, sí me enseño que la palabra dada vale tanto como cualquier firma ante notario. Que la honestidad no tiene precio y que hay que ser honrada para vivir en armonía con la conciencia.
No quiero olvidar a todas las personas que han sido o son importantes en mi vida. Ni siquiera a aquellas que tanyo daño me hicieron, porque de ellas aprendí que el dolor no te mata, pero en cambio te hace más fuerte.
No quiero olvidar ni un sólo obstáculo de los que me he encontrado en el camino, porque cada obstáculo me ha hecho crecer como persona, madurar, y sentirme orgullosa de mí misma.
No quiero olvidar las lágrimas que he derramado, porque ahora valoro más cada cosa que me hace sentir bien y a las personas que me hacen sonreir.
No quiero empezar de nuevo, no quiero reinventarme a mí misma, porque con orgullo puedo decir que quizás a veces no soy como me hubiera gustado ser, pero sí soy como quiero ser. Puede parecer contradictorio, pero no lo es.
Me acaba de venir a la cabeza una frase que leí hace tiempo y que me gustó tanto que nunca la he olvidado: "la vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia". Desconozco su autor/a, pero a propósito del post; sin tempestad no llega la calma, sin lluvia no hay arco iris, sin la noche no llega el día, e incluso "tan radiante como la luz del sol, puede ser el brillo de las estrellas" (ésta es mía, eh!!!).
Así que si me dan a elegir, entre olvidar y empezar de nuevo...me quedo con mi vida, con todo lo malo que me ha pasado, con todo lo malo que me ha de pasar, pero también con todo lo bueno que he vivido y con todo lo bueno que sé que vendrá.
No, no quiero olvidar, ni siquiera lo que olvidaría.
Me niego a olvidar que hace casi 33 años, tuve la mayor oportunidad que te da la vida...VIVIR.

"Jamás te recuerdo, porque nunca te olvido" (Enrique Bunbury)



"He guardado tu nombre bajo llave, en el cajón de mi memoria...
me he enfrentado a los fantasmas de tu ausencia, sin más arma que mi pena"(...)

12 comentarios:

  1. Amiga mía:
    Sigue siendo quién eres, a mí me vale. Quizás la otra no me gustaría.
    Se nota el cambio en ti, tu post muestra nuevamente tu estilo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Sería duro olvidar todos esos recuerdos, malos y buenos, con seguridad dejaríamos de ser lo que somos. Creo que el día a día es el que nos forja y nos moldea, si olvidaramos todo eso...ufff

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Siempre digo una cosa, si olvidar los malos recuerdos conlleva lo mismo con los buenos... me apuntaré ambos en largas listas para no perder ninguno.
    Somos lo que somos por tantas primaveras como hemos pasados, tantos otoños y tantos inviernos, si existiera la posibilidad de resetear nuestra cabeza sería como volver a la casilla de salida, pero esta vez sin infancia ni niñez...personalmente como se suele decir, "virgencita, que me quede como estoy".

    ResponderEliminar
  4. Y he intentado borrarte de mi vida
    Y por más que lo he intentado no te olvido
    Lo he intentado, créeme
    Y no te olvido

    ResponderEliminar
  5. HOla Magdalena.

    A mi me asusta mucho enfermedades como el Alzeimer que borra todos tu recuerdos. Algo que borra toda tu vida y te deja como muerta en vida.
    Yo tampoco quiero olvidar nada, ni lo peor que me ha ocurrido porque de todo he aprendido.

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  6. InfinitaRebel...sólo puedo darte las gracias por ese comentario que me ha gustado mucho.
    Canoso...desde luego que si olvidáramos todo de golpe y porrazo, sería como ufffff...(nos entendemos, verdad???)
    Kelevra, me uno a la pleglaria. Prefiero quedarme como estoy que perder todos mis recuerdos. Si se pudieran seleccionar, sería otra cosa. A que si???
    Javi...tú de recordar y de olvidar, también entiendes mucho.jajaja.
    Jengibre...sin recuerdos, no tendríamos vida. Efectivamente, todos ellos son consecuencia de nuestras experiencias, y éstas nos hacen crecer y evolucionar como personas.
    Gracias a todos y todas por compartir estos retales...
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  7. El post es impresionante!!!!
    Olvidar es perder lo vívido, sería como morir en gran medida.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Thot por el comentario...mejor recordar cada cosa, por muy mala que haya sido, que olvidar todo lo bueno que hemos vivido.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. Olvidar es morir un poco, quizás por eso escribimos, ¿No?, para robarle retazos a la memoria, para que nos asalten "esas pequeñas cosas" de Serrat, de vez en cuando, para dejar una gota en el mar. Y coincido con vos: olvidar para empezar de nuevo, no sirve, pero sí reinventarnos, con lo que ya tenemos, con lo que ya somos.


    Muy buena entrada, primera vez que entro a tu blog

    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  10. Hola Horacio...
    Qué alegría tan grande que hayas pasado por aquí...estás en tu casa, siempre que quieras volver, así que pasa sin llamar...
    Sí, estoy de acuerdo. Escribimos para recordar, revivir, desahogarnos, limpiar el alma y vacíar el corazón un poquito...cada uno tiene sus propios motivos.
    Muchísimas gracias por regalarme un retal de tu tiempo, y espero verte de nuevo.
    Un beso muy fuerte desde Canarias.

    ResponderEliminar
  11. yo es la segunda vez k entro , encontre este blog de casualidad pero me alegro de ello, yo no se escribir como vosotros soy mas bien de leer lo k los demas escriben , tb estoy deacuerdo con k olvidar si pudieramos elegir lo k olvidar , pero olvidar todo degolpe y porrazo y encontrarme con 43 primaveras en blanco sin ningun pasado ni bueno ni malo , como k no , mejor me kedo asi

    ResponderEliminar
  12. me encanto tu post me ayudo a sentir un poco mejor el alma; "y tan radiante como la luz del sol,puede ser el brillo de las estrellas" me impresiono

    ResponderEliminar