sábado, 1 de mayo de 2010

Y es mi madre...

Llevo años coleccionando escritos de todo tipo. Papeles cuyas letras llenan de vida, y que en unos momentos me levantan el ánimo, en otros me hacen volver la vista atrás y recordar instantes, y a veces incluso, llegan a emocionarme como si fuera la primera vez que los leo. Siempre guardo aquellos pensamientos, frases, reflexiones, e historias, que por algún motivo me resultan interesantes.

Este interés en guardar y guardar papeles, también tiene mucho que ver con el hecho de haber pasado muchos años de mi vida profesional, detrás de los micrófonos de la radio, pensando que en alguna ocasión podían servir de contenido para un espacio determinado.

A nadie se le escapa que hoy se celebra el Día de la Madre, y aunque es una fecha más en el calendario, porque las madres se merecen nuestro homenaje todos los días del año, hoy quiero dedicar a la figura materna.

Para la mayoría, nuestra madre es la mujer más importante de nuestras vidas, porque le debemos lo más importante del mundo…habernos traído a él. Por eso, quiero aprovechar estos retales, para rescatar varios textos dedicados a ellas. A todas las madres del mundo, pero especialmente, a la que me dio la vida.

Gracias mamá por haberme dado la oportunidad de nacer, de vivir, de sentir, de disfrutar, de llorar y de reír, de amar, de crecer como persona y de poder decirte hoy que estoy muy orgullosa de que seas mi madre. Porque todo lo que soy, te lo debo a ti.

Con permiso de mi hermano Jonay, quiero dejar el enlace a un post que un día cualquiera publicó en su blog, al que tituló "La mujer más importante de mi vida". Él definió perfectametne a esa mujer a la que ambos adoramos...nuestra madre.

Desde aquí, y a través de esos papeles ya amarillentos por el paso de los años, mi tributo a todas las madres del mundo:



"Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de Ángel por la incansable solicitud de sus cuidados.

Una mujer que siendo joven, tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez trabaja con el vigor de la juventud.

Una mujer que si es ignorante, descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y si es instruida, se acomoda a la simplicidad de los niños.

Una mujer que siendo pobre, se satisface con la fe lícita de los que ama, y siendo rica, daría con gusto su tesoro, por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud.

Una mujer que siendo vigorosa, se estremece con el quejido de un niño, y siendo débil, se reviste con la bravura de un león.

Una mujer que mientras vive, no la sabemos estimar porque a su lado, todos los dolores se olvidan, pero después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos, por mirarla de nuevo un solo instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus labios" (...)


"Gracias mamá por tu capacidad de amar sin medir. De perdonar sin condiciones y de compartir con generosidad sin esperar nada a cambio.

Eres esa fuerza amorosa que da razones para vivir. Eres la fuerza que impulsa a seguir, sin claudicar.

Gracias mamá porque me trajiste a la vida, y día tras día, me has seguido dando vida. Esa es tu especialidad: dar vida.

A tu lado se hacen ligeros los fardos, y más llevaderas las penas. Contigo la fe domina dudas y la esperanza aleja el desaliento.

Gracias mamá, gracias de todo corazón.

Perdona que tantas veces exija sin exigirme, y quiera que me comprendas sin hacer esfuerzos por comprenderte.

¡Qué pena mamá! Con cuánta facilidad olvido durante 364 días tus desvelos, tus caricias, tu ternura, tu constante entrega.

Me cuesta servirte un par de horas o unos días, después de que tú has dedicado toda tu vida a cuidarme, y aún hoy, me mimas como una niña.

¿Sabes una cosa?. Eres irreemplazable.

Gracias mamá por darme la vida. Gracias por enseñarme a vivir. Gracias por ser mi madre"




Nota1: Reitero que estos textos forman parte de esos papeles que llevo guardando desde hace años, por lo que si alguien los reconoce como suyos, ruego me lo haga saber.

Nota2: La canción elegida para este post, se titula "Es mi madre" y está interpretada por una artista de reconocido prestigio en Canarias. Su nombre es Isabel González.

12 comentarios:

  1. ¡que no se me olvide, que no se me olvide, que no se me olvide....!, me refiero a lo de felicitar a la mía, que para estas cosas soy un desastre.

    Solo una pregunta ¿ella lo lee?, porque si es así, Felicidades a las dos.

    ResponderEliminar
  2. Espero que no se te olvide felicitar a la tuya, seguro que le hará mucha ilusión.
    Respondiendo a tu pregunta...no, no lo lee.
    Un beso Kelevra.

    ResponderEliminar
  3. Precioso post...he leído el de tu hermano también...esa madre seguro que está orgullosa de los hijos que tiene...besooteess y felicidades a tu mami

    ResponderEliminar
  4. Hola Marita...Me alegra mucho que te haya gustado este homenaje a todas las madres del mundo, las que están físicamente y las que están en el recuerdo, porque todas son insustituibles.
    Mi madre sin duda, es un ejemplo de lucha. Con 21 años tenía tres hijos y a pesar de todas las dificultades, luchó por nosotros privándose de todo para ella. En fin...¿qué no haría una madre por sus hijos?
    Muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  5. Precioso mi niña! Nuestras madres son fuente de inspiración y ejemplo.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  6. Gracias LaMar.
    Desde luego eso bien lo sabes tú, con una madre tan intrépida como la tuya.jajaja. Qué vaya aventuras ha protagonizado la mujer, eh!!!jajaj.
    Besos y FELICIDADES!!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES A TODAS LAS MADRES DEL MUNDO!!!!!!!!, un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Un entrada muy hermosa, felicidades a todas las mamis.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la visita chicos...es un placer tenerlos por aquí.
    Besos Mamé y Besos Canoso.

    ResponderEliminar
  10. teniendo una hija como tú tiene q sentirse orgullosa..ya ves te sigo desde aquí,,un beso y sabes q te llevo muy adentro

    ResponderEliminar
  11. Gracias Javi...yo también sigo tus peripecias por esos mundos perdidos.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Hola Magdalena.

    Una entrada preciosa. Creemos que las madres estarán siempre ahí, y muchas veces no las valoramos lo suficiente. Pero nos dejan un vacío en el alma cuando no están.

    Feliz semana y besitos de jengibre.

    ResponderEliminar