viernes, 14 de mayo de 2010

Recuerda qué es lo más importante....

Si hay alguien que lea frecuentemente este blog, se habrá dado cuenta de mis cambios de humor, de mis alegrías, mis tristezas, e incluso habrá podido leer entre líneas muchas cosas que tienen que ver con mi carácter y mi forma de ser.
Muchas veces he pensado que me gustaría que mi blog no fuera tan personal, tan íntimo en muchas ocasiones, pero si soy franca, este rincón nació como terapia para "escupir" todo lo que sentía en uno de los peores momentos que he tenido que afrontar a lo largo de mi vida. Una separación inesperada e imprevista que desembocó en un divorcio tormentoso. Hoy por hoy, este blog sigue adelante por otros muchos motivos de los que hablaré en otro momento, pero especialmente porque ahora no sólo suelto lo que siento y pienso, sino porque además, me aporta grandes dosis de cariño y sosiego.
Ha pasado más de un año desde entonces, y el tiempo ha ido poniendo cada cosa en su lugar y a cada persona en su sitio. Las heridas siguen estando ahí, muchas de ellas han cicatrizado y otras, supuran de vez en cuando. No es fácil cambiar una estilo de vida de la noche a la mañana, especialmente cuando quedaron tantas preguntas en el aire. Es como cuando alguien fallece, el dolor es intenso, pero uno no termina de asimilar la pérdida mientras el cuerpo sigue presente. Es necesario dar una digna sepultura al difunto, para empezar a asumir que se ha ido para siempre. Y todo ello, lleva un proceso que no entiende de tiempos concretos. Cada persona necesita sus propios tiempos para asumir una pérdida, para perdonar, para empezar de nuevo, para "olvidar"...
Afortunadamente, tal y como "él" dijo un día, no tengo que guardarle luto a nadie, aunque mi psicólogo me dijera desde el primer momento, que la primera fase de mi dolor pasaría por asimilar "mi pérdida".
La vida da tantas vueltas y es tan traviesa e imprevisible, que hoy por hoy, sé que me he pasado mucho tiempo asimilando esa pérdida hasta llegar a este momento, en el que lo que me toca asimilar ahora, es lo mucho que he ganado. Seguridad y confianza en mi misma, lo cual no significa que no tenga momentos en los que me siento completamente "acojonada".
He ganado autoestima, tranquilidad y serenidad interior, lo cual constituye el primer gran paso hacia la felicidad, porque sí, ahora que me siento mejor conmigo misma, soy un poquito más feliz.
Aunque confieso que en muchos momentos me asusta no volver a sentir la seguridad de una relación "para toda la vida". Qué ingenua e ilusa, ¿verdad?...!a las pruebas me remito!. Pero soy tan "ignorante" que pensé que el hombre que me llevara al altar, lo haría porque no podríamos vivir el uno sin el otro, y esa sensación es quizás la que me daba cierta seguridad emocional. Así que a veces pienso tonterías como, "si con papeles de por medio, compromisos adquiridos legalmente y responsabilidades conjuntas, es tan sencillo dar media vuelta y mandarlo todo a tomar por saco...¿qué me puedo esperar en el futuro?". Pero cuando mi mente se baja de su nube y deja atrás el pesimismo, encuentra la respuesta. Soy bastante racional como para saber que el amor no se compra, ni es un compromiso de por vida, y que al mismo tiempo, es el único capaz de mantener viva una relación de pareja, cuanda ambas partes sienten lo mismo. Así pues, ¿qué importa lo que se comparta más allá del amor mutuo?.
En fin, que me estoy haciendo un lio para no variar.
Empecé este post con el deseo de compartir un breve texto que hace unos días, alguien muy especial para mi, (gracias amor por el detalle), me regaló en forma de imán para mi nevera. Por cierto, esa es otra de las cosas que poco a poco voy renovando con su ayuda, las viejas historias que cuentan los imanes de mi nevera, se van sustituyendo por otras nuevas.
Este imán, es muy especial para mi, porque en ese momento, sus frases me tranquilizaron mucho, (no sólo por lo que dicen por sí mismas, sino también por lo que dejan entrever) y hoy quiero dejarlas aquí para compartirlas con todos ustedes.

RECUERDA QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE...
No es que todo ande bien; sino enfrentar lo que ande mal. No es estar libre de temores; sino contar con la determinación para seguir, a pesar de ello. Recuerda que cada día se acaba y trae un nuevo mañana. Ama lo que haces, hazlo lo mejor que puedas, y por siempre recuerda...cuánto se te ama.
(Vickie M. Worsham).

Ahora sé que cada vez que las cosas anden mal, miraré ese imán y esbozaré una sonrisa.

Pd1. La foto que ilustra el post, es la prueba material de que no miento.(jajaja)
Pd2. Si no se lee bien, la culpa es del fotógrafo.jajaja. Ahora que tengo uno cerca, aprovecharé para sacarle partido.

Por cierto, he estado buscando información sobre el autor del texto, y me he encontrado con otras de sus frases que no tienen desperdicio alguno; y que también dejo aquí por si te apetece compartirlas.

TODOS LOS DÍAS...
Intercambia una palabra amable con un amigo. Regala una sonrisa. Revela un secreto. Escucha lo que alguien trata de decir. Escucha de corazón lo que alguien no puede expresar. Intenta algo nuevo. Perdona a alguien que te haya herido. Perdónate tus errores pasados. Date cuenta de tus imperfecciones. Descubre tus posibilidades. Haz un nuevo amigo. Acepta la responsabilidad de todo lo que haces. Rechaza la responsabilidad de las acciones de los demás. Sueña un sueño. Contempla la puesta de sol. Valora lo que tienes. Valora lo que eres. Ama tu vida.

Pd3. Curioso que ambos textos, terminen con el verbo amar.

12 comentarios:

  1. Eres una mujer increíble y vales mucho más de lo que aquí enseñas. No lo olvides nunca mi niña.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Si crees, como yo, que lo más importante de esta vida es poder amar... igual no es tan curioso que figure en las dos frases, para enmarcar ambas dos, dicho sea de paso.

    Tampoco debes preocupante por tener cambios de humor, de ánimo, altibajos... somos así y así se nos debe aceptar libremente, si alguien no quiere... puerta.

    Y con respecto al estilo del blog... nadie obliga a nadie a visitarte, a comentarte, a responderte... Cuando uno abre las puertas de su casa enseña las habitaciones que quiere.

    Besos, me voy a la cama.

    ResponderEliminar
  3. Me apunto las dos y también el nombre del autor (o es autora??)
    Por cierto... tienes "algo" en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Gracias LaMar. Me lo voy a tomar como un cumplido en toda regla...Me has levantado el ánimo.jajaja. Ya ves, cuando te dije la suerte que tenías por haber encontrado a esa gran persona con la que llevas tantos años compartiendo, lo decía muy en serio.
    Canoso...soy socia honorífica de tu club. Creo que el amor lo puede todo, hasta mover montañas, como dice el refrán.
    Tienes razón con lo del estilo del blog, de lo único que puedo hablar con total seguridad, es de lo que pienso y siento...espero que no se me acaben los argumentos.
    Srta. Loos, puedes apuntarte los textos sin problema. Seguro que también quedarán preciosos en tu nevera.jajaja. Francamente, no reparé en el género del autor, al fin y al cabo...¿qué más da? (pero lo trataré de averiguar.jajaja)
    En cuanto a lo de tu blog...tengo que descubrir aún qué personaje me corresponde en el cuento.jajaja.
    Para los tres, con todo mi cariño...un beso enorme (uno para cada uno, eh).jajaja

    ResponderEliminar
  5. Queridísima Meg:
    Tú eres una Diosa gritando al amor, una niña pidiendo golosinas de TeQuiero, una adolescente que siente la pérdida de un amor pero todo esto queda en nada ante la inmensidad de tu alma. No importa que escribas, sí lo que transmites.
    Recuerda:
    Las Cuatro Caperucitas nos enfrentamos con valor al Lobo. Nunca se sabe lo que puede pasar!!!(como en el post de Anita).
    Para Carnavales nos disfrazaremos las cuatro de Caperucitas y temblad lobos!!!! ;).
    Un enorme beso.

    ResponderEliminar
  6. Eres como eres....un ser humano valioso...que ama, que sueña, que vive, que llora, que ríe y sobre todo que se entrega sin medida...porque lo más importante es ser feliz....besoooteeess

    ResponderEliminar
  7. Te conozco muy poquito pero por lo que voy leyendo de ti y también entre líneas, veo que vas muy bien, con los altibajos que quieras, pero cada vez, avanzando más. Hay una gran determinación en ti para evolucionar, para superar las etapas y no estancarse en el pasado y en el regodeo del sufrimiento y autocompadecimiento. Enhorabuena por tu avance.
    Las citas geniales.
    Un abz con cariño.

    ResponderEliminar
  8. InfinitaRebel...me ha encantado lo de una niña pidiendo golosinas de Te Quiero. Es una frase preciosa para alguien que como yo, no quiere crecer pero que necesita vivir enamorada, querer y que la quieran.
    Uy...pedazos de carnavales nos esperan!!!Sería estupendísimo.jajaja.
    Gracias paisana.
    Marita, lo importante es ser feliz, estoy de acuerdo. Y como cada persona entiende la felicidad de una manera distintas...cada persona es feliz a su manera.
    Gracias preciosa.
    Thot, por lo poco que me conoces, vas muy bien encaminado. Tengo algunos momentos delicados, pero en líneas generales voy muy muy muy bien. Nunca me ha gustado revolcarme en el dolor, soy más de tumbarme al solecito.jajajaj.
    Un beso muy fuerte para los tres y muchas gracias por pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que poco tengo que añadir a lo que has escrito, ya sabes tú como pensamos, y qué sensibles somos. Sólo decirte, cariño, que lo que no nos mata nos hace más fuertes, y eso es tan verdad como que estamos vivas. Y la vida se compone de eso, de luchas infernales que nos duelen hasta las entrañas a veces, y más a las personas sensiblonas como yo..... Mierda!!!! Pero ahí estamos luego para levantarnos como podemos, y para aprender de todo lo malo que nos pasó. Y el amor, pues eso, no sé si es eterno o no, hay gente que si que lo vive eterno, suerte que tiene.. Pero son los menos, amiga.
    Tú tienes suerte de haberte recuperado ya, que no es poco.... Y luego para colmo ves lo que sentías, te acuerdas con el tiempo y te preguntas: ES POSIBLE QUE YO ESTUVIERA TAN MAL? pero da gracias que lo sentiste....
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Tienes toda la razón...tengo la gran suerte de haberme recuperado, aunque siempre queden secuelas de los golpes que nos da la vida. Pero también es verdad que "no hay mal que por bien no venga", y sigo pensando que hay demasiadas personas estupendas en el mundo, como para tirar la toalla y darse por vencida.
    El tiempo es el mejor amigo de las penas y las tristezas, al final, siempre siempre, pone las cosas en su sitio y le da la razón a quien la tiene.
    En mi caso particular amiga, te diré que he comprobado que cada amanecer es único, y cada día, irrepetible.Y que lo mejor, siempre siempre está por llegar. No me importa cuántas personas se crucen en mi camino, seguro que de todas, tengo algo que aprender.
    Miles de besos amiga

    ResponderEliminar
  11. Yo poco puedo añadir a tus palabras, ya lo sabes bien.... Me identifico tanto contigo!!!
    El tiempo nos enseña a ser más fuertes, cariño, a ser "algo menos sentimentales" si puede ser, pero sólo es eso, el tiempo es quien al final decide cuando estamos pasando un mal momento, no hay nada más que nos haga pasar "ese mal trago".
    Besos, nena....

    ResponderEliminar
  12. Siguiendo todos sus comentarios yo tambien me siento identificada... somos al fin y al cabo personas q nos duele donde a los demas nos duele nos damos tropezones, empezamos paso a paso hasta llegar a las metas, de estar con un amor q llene la vida y una persona nunca termina de conocer a otra y hasta q aparece la reaccion de q no nos dirigimos a ningun lugar tranquilo empiezan nuestras fuerzas interiores a buscar razones como para no dejarse rendir para pasar los malos ratos... con actitudes positivas en cuanto a manejar la situacion y perdonarse por haberlo hecho mal ,como perdonar a los demas y uno mismo y sólo al final el tiempo con determinacion reduce las penas ,aprendiendo a conocer y aceptar q lo venidero es mejor NO TE TRAZES LIMITES q ves a otra gente sonriendo menos tu..date la oportunidad de sentir una experiencia q te renueve internamente. Cuando abres tu corazon es para poner de tu parte. Para amar para amar

    ResponderEliminar