lunes, 3 de mayo de 2010

Contradicciones II

Hoy no he tenido un buen día en el plano emocional. Siento que hay momentos en los que me agotan algunos pequeños detalles con los que voy lidiando día a día. ¡Lo mismo sólo es que en el amor, tengo las defensas bajas!¿Hay alguna vacuna para eso?
Creo que me he vuelto demasiado exigente, y me consta que este comportamiento puede resultar dañino para mi, y también para la persona que está a mi lado. Siempre he sido una mujer transparente con aquellas personas que me importan. No me van las medias tintas, no me gustan los secretos. Sé que a veces peco de contar demasiadas cosas sobre mi, y lo que es peor, pretender que los demás actuen de la misma manera. Pero considero que cuando sientes que alguien no está simplemente de paso en tu vida, lo más normal es hablar de cualquier cosa.
Quizás el problema es mi obsesión por no cometer los mismos errores del pasado. Al menos por no sentir los mismos temores y la misma desconfianza del pasado. De ahí, que ahora analice demasiado lo que la otra persona me puede aportar en mi vida, empezando por la sinceridad absoluta de cuánto le atañe.
Si lo pienso serenamente sé que cada persona es como es, y que el hecho de que yo sea tan "transparente", no significa que la otra parte también lo sea, al menos en aquellos aspectos que considera secundarios, sin importancia o que simplemente, a mi ni me van ni me vienen. ¡Mi jodido afán de querer implicarme en todo!. Debería cambiarme el nombre y pasar a llamarme "metomeentodo" o "quierosaberlotodo". (A lo mejor debí especializarme en la investigación).
En días como estos, mi cabeza funciona a un ritmo frenético y supongo que las cosas adquieren mayor magnitud de la que realmente tienen, pero no puedo evitar esa avalancha de pensamientos y sensaciones que se agolpan pidiéndose paso entre sí.
Quizás trato de construir la relación perfecta, olvidándome de que eso es una auténtica utopía, porque para empezar, yo estoy llena de defectos, soy una perfecta imperfecta. Con lo cual, no llegaré a buen puerto con nadie que se cruce en mi vida.
Quizás mi corazón estaba demasiado desgastado y decepcionado del amor, como para adentrarse en una nueva aventura romántica, pero claro,esas cosas no se piensan, no se deciden. Se sienten y ya está.
Quizás me estoy convirtiéndo en una neurótica que busca donde no hay. Dicen que en esta vida todo se pega menos la hermosura, y lo mismo se me pegó algo que está aflorando despacio pero sin pausa. (espero sinceramente descartar este pensamiento)
Quizás no sepa pedir lo que quiero ni dar lo que se merecen.
Quizás no sepa disfrutar del momento actual sin pensar en qué va a pasar mañana.
Quizás sencillamente no estoy preparada para volver a asimilar que el amor a veces duele, hiere y lastima.
O quizás simplemente deba crecer interiormente y madurar como mujer, hasta comprender que sea quien sea la persona que me acompañe en esta travesía, seguiré sintiendo momentos de incertidumbre e inseguridad, pero que deben pesar más las alegrías y los buenos momentos que podamos compartir.
Lo que más temor me causa es pensar que quizás no seré capaz de hacer feliz a nadie, por culpa de mis traumas, paranoias y miedos. Porque soy consciente que la paciencia de todo ser humano, tiene un límite.
Supongo que ahora toca hacer examen de conciencia, y empezar a ver la paja en mi ojo, en lugar de la viga en el ojo ajeno...
Hay un grupo en el facebook, con el que hoy me siento tremendamente identificada: "días en los que no quiero verte, pero me moriría porque me buscaras".
Hoy tengo un día de esos. Y quizás no había escrito este post esperando que un abrazo suyo calmara mi desasosiego. Quizás esperaba que esta noche...la luna entrara por mi ventana.
Ahora sólo queda dar respuesta a muchas preguntas con la luz del alba, porque ya se sabe que "de noche todos los gatos son pardos".
¿Una pausa o un stop?
¿Un pasado que no deja margen a un futuro o un presente sin futuro?
¿Una verdad o una mentira?
¿Un problema sin resolver o un obstáculo superado?
¿Un te quiero o un te amo?
¿Un "me haces falta" o un "te necesito"?
¿Un todo o un nada?
Si te estás preguntando en este momento si le quiero. Mi respuesta es sí. Le quiero. Ahora pregunto yo...¿es suficiente con eso?

12 comentarios:

  1. Hola Magdalena.

    ¿qué decir? que en Amor nada es fácil. Todo son dudas y miedos, sobretodo cuando se llevan algunas cicatrices en el corazón.
    A veces pienso que pensamos demasiado, hablamos demasiado sobre sentimientos, cuando los sentimientos hay que "sentirlos" no comprenderlos. Pero cuando ya te han hecho daño una vez ¿quién es el valiente que se atreve a lanzarse?

    Y esto te lo dice una persona que trata de autoconvencerse que no está enamorada de una persona a la que quiero con locura...

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  2. es suficiente si para ti esa frase significa tanto como para él,,un te quiero no se dice tan a la ligera.Superarás los temores,los baches,disfruta de los momentos buenos y procura pasar de los malos que siempre habrá.Es normal que sientas esas cosas,uno se vuelve desconfiado con los fracasos y con las cosas que nos va dando la vida,pero no por eso hay que darle la espalda al amor,,aprovecha el tiempo
    besos

    ResponderEliminar
  3. Jengibre...esa última frase me suena muchoooooooooooooo. Qué difíciles son las cosas, verdad???Cuando no hay problemas, los buscamos.
    Es que un corazón herido, es un arma de doble filo, verdad???
    Besos para el hada más guapa de la red.

    ResponderEliminar
  4. Hola Javi.
    Desde luego un "te quiero" encierra muchas cosas y no debe pronunciarse a la ligera. Sé que estás en lo cierto...le doy demasiadas vueltas a la cabeza para construir mi fantasía perfecta, mi mundo perfecto, mi historia perfecta.Sé que debo vivir el momento y ya está, pero me asusta tanto sentir que he perdido el tiempo. Cometer los mismos errores y sumar nuevos fracasos!!!. Ay, qué complicada soy para algunas cosas y qué simple para otras. Cachis!!!

    ResponderEliminar
  5. Sin saber mucho más, yo diría que con querer es suficiente, siempre que por la otra parte no haya cosas raras... si estás con una buena persona que te quiere, poco a poco vas dejando atrás la desconfianza, creo. Vas cambiando un poco sin querer, y un poco queriendo. Pero no conozco tu caso en particular, sólo tú sabes lo que debes hacer. Aún así, tener dudas es normal, siempre es bueno dudar y darle vueltas a las cosas, siempre que no se haga daño a la otra persona ni a ti misma.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Si es una buena persona????mi respuesta es si, o al menos mientras no me demuestre lo contrario, lo es.
    Si me quiere? creo que si.
    Si yo le quiero? si, mucho.
    Es el hombre de mi vida? no lo sé
    Soy la mujer de su vida? eso áun lo sé menos.
    Al menos, me quedo con que no soy un bicho raro, y que no debo culparme por dudar y por tener miedo.
    Besos Sonix

    ResponderEliminar
  7. Creo que tengo que contestar a unas preguntas....
    Si te quiero?? te quiero tanto que seria deficil volver a querer así.
    Si eres la mujer de mi vida? estas sindolo, y lo seras.
    y no, no eres un bicho raro, eres un bichito capaz de hacer feliz a la persona que está a tu lado, hacer que se ria contigo, hacer que se sienta un ser importante, hacer que los momento que está sin ti sea un pobre desgraciado..
    Y a todo esto,decirte que te quiero, un te quiero muy pero que muy pesado.

    ResponderEliminar
  8. Después de casi un año con este blog, es la primera vez que escribes algo, y sé lo que te cuesta. Por eso, para mi ha significado tanto, tanto, tanto...
    Ahora tengo la respuesta Jose Manuel...
    Sí, sí, sí...en este momento, el amor es suficiente para tirar para delante.
    Que sepas, que ese te quiero tan tan pesado...a veces duele, porque yo también lo siento.
    Y de todo lo que has dicho...eso de que soy un bichito capaz de hacerte feliz, es lo que más me importa...lo demás, te lo diré mirándote a la cara. jajajaja.
    Un beso muy muy pesado

    ResponderEliminar
  9. Tener dudas es normal...de vez en cuando todos dudamos...y más en lo concerniente a los sentimientos....a veces podemos estar seguros de algo y de buenas a primeras..zaass... se nos da vuelta la tortilla o nos queda color carbonilla...pero...porque siempre hay uno...hablando se aclaran todas las dudas....un besote y ánimo

    ResponderEliminar
  10. Gracias de nuevo Sonix, veo que estás muy al corriente de todas las novedades.jajaja. Oye, tu historia me ha dejado intrigada...A ver si te animas y me cuentas otro capítulo.En serio, eh!

    ResponderEliminar
  11. Marita, hay que ver qué bien me entiendes, eh. Me huelo que sabes mucho de lo que hablo. O me estoy equivocando???
    Tienes toda la razón del mundo. Las cosas están claras y de pronto...dudas por cualquier motivo. Pero entonces...sucede que de repente, unas palabras lo pueden cambiar todo!!!
    Muchos besos y muchas gracias.

    ResponderEliminar