lunes, 26 de abril de 2010

"Cositas del querer"

Llevo varios días dándole vueltas a la cabeza sobre un asunto relacionado con las "cositas del querer", como dice la canción.
Y me asaltan preguntas como éstas:
¿Se puede amar dos veces como si fuera la primera?
¿Se puede volver a arriesgar todo, después de haber perdido la apuesta?
¿Es posible creer varias veces en que ésta es la definitiva?
¿Se puede querer en más de una ocasión como si nunca antes se hubiera querido de veras?
El amor, qué palabra tan pequeña para algo tan grande, capaz de cambiarnos la vida. Cuando lo has encontrado acapara la mayor parte de tus pensamientos, y cuando lo buscas, no dejas de pensar en él. De una forma u otra, el amor en cualquier de sus formas, suele imponerse al resto de las cuestiones que pasan por nuestra cabeza. Al menos por la mía. Debe ser porque soy una mujer bastante más pasional que racional, lo cual me ha dejado más de un "sinsabor".
Por amor he llegado a cometer el mayor de los errores...renunciar a ser yo misma.
Por amor he disfrutado de los mejores momentos, donde un beso vale más que un mundo entero.
Por amor he sufrido lo insufrible, el abandono de la persona por la que hubiera dado la vida.
Por amor estuve a punto de hundirme en el lodo, y por amor, tuve la fuerza de dar las últimas brazadas hasta la orilla y sentir que volvía el aire a mis pulmones.
Por amor he sido la mujer más feliz del mundo, y por amor, también fui la más desdichada.
Por amor, hubiera dado hasta lo que no tenía, y por amor también recibí los mejores regalos de la vida. Esos que no se pueden comprar con dinero, porque su valor es incalculable cuando se dan de corazón. Besos, caricias, susurros y silencios.
Por amor cometí mil disparates y por amor, también logré muchos aciertos.
Por amor pasé noches en vela y le robé los sueños a la luna.
Por amor perdí las ganas de todo y me quedé con ganas de nada.
Por amor derramé ríos de pena, perdí kilos de gloria y sentí que nada valía la pena.
Pero un día, sin porqués, sin preguntas y sin respuestas...el amor, te vuelve a cambiar la vida.
Ya no le robas los sueños a la luna, sino que quieres compartirlos con ella. Y aunque sabes que la apuesta es arriesgada, te olvidas de las consecuencias y decides abrir la puerta a ese "mundo perfecto", que sólo entendemos los idiotas que seguimos pensando que nada en el mundo es comparable con la sensación de vivir enamorados.
Los que seguimos pensando con el corazón, aunque nos lo hayan destrozado. Los que a pesar de lo sufrido por amor, seguimos soñando con despertar cadía día entre los brazos de "ese alguien" a quien llevábamos toda la vida buscando...sólo que antes, nos habíamos confudido de persona.
El amor todo lo cambia, todo lo transforma. No hay mayor energía en la tierra para hacerte sentir viva , o para matarte en vida, que el amor.
Y sí...quiero creer que sí es posible amar dos, y tres y hasta cientos de veces, como si fuera la primera vez.
(...) "Son las cosas de la vida, son las cosas del querer. No tienen fin ni principio. No tienen cómo ni por qué"


7 comentarios:

  1. El amor es el motor que mueve nuestra vida...por amor se cometen las mayores locuras, pero también nos devuelve la cordura,...podemos vivir en las nubes pero también bajar a los infiernos...podemos ser muy felices o muy desdichados...y aún así nos arriesgamos...cada amor es único e irrepetible....Buenísimas tus reflexiones sobre las cosas del querer....besos

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Creo que el amor es la mayor fuerza que hay en este mundo. Es algo grande y mágico. Y como toda fuerza puede ser a la vez creadora y destructora. Y siempre vale la pena apostar por él.

    Yo también soy una mujer totalmente pasional. No entiendo el amor de otra manera.

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que se puede. El amor mueve el mundo.

    También soy de las vuestras, yo me entrego al 100%, y tampoco lo entiendo de otra manera.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que cuando se quiere como la primera vez, o cmo esa vez que significó tantisimo es porque es AMOR de verdad. Del bueno, y hay que cuidarlo bien, porque como bien dices, ya ves todo lo que mueve en tí.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Yo como soy de ciencias, voy a ir una por una con las cuestiones:

    1.¿Se puede amar dos veces como si fuera la primera?. Nada se puede hacer dos veces igual, y mucho menos si una de ellas es la primera; aún así, nadie dice que la primera no se pueda mejorar.

    2.¿Se puede volver a arriesgar todo, después de haber perdido la apuesta?. Claro, lo único es volver a juntar el material a apostar, tener valor, y analizar las causas del por qué se perdió, para que si se vuelve a perder al menos no sea por lo mismo.

    3.¿Es posible creer varias veces en que ésta es la definitiva?. Tantas como veces no funcione. Siempre queremos creer que es la definitiva como empuje, como autoafirmación; pero puede serlo o no, igual lo es la siguiente, o la de después, o vete tu a saber... pero creerlo, siempre que lago se valora se cree.

    4.¿Se puede querer en más de una ocasión como si nunca antes se hubiera querido de veras?. No, cada vez se quiere distinto. Lo que pasa es que cuando las cosas van bien se idealiza esa querer, se cree que es el mejor porque se siente presente y no los anteriores que solo son recuerdos, y normalmente malos recuerdos. ¿Cuál es el "mejor" querer entonces? ... pues imagino que el que puedes disfrutar, no el que vive en el pasado.


    Ala, ahí tienes para leer un buen rato y darle al coco.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marita por tu visita. Estoy de acuerdo contigo...el amor es el motor que todo lo impulsa, al menos, para las personas que pensamos más con el corazón que con la cabeza. ¿Es eso bueno o malo?, pues ni lo sé, ni quiero si quiera planteármelo.

    Jengibre...bienvendia al club de las mujeres pasionales. Deberíamos crear un logo. Efectivamente el amor es tan poderoso, que de la misma forma que puede crear, también puede destruir, cuando se hace un mal uso de él, cuando se quiere de una forma dañina para nuestra propia salud emocinal.

    CreatiBea, lo dicho...¿qué tal si buscamos una imagen que nos identifique como mujeres pasionales, y la colgamos en el blog? Algo así como el Club de los Insomnes al que me he hecho adicta. Yo creo que el amor no se puede entender sin entregarlo todo...las medias tintas a mi tampoco me van.

    Latris, bienvenida a este rinconcito. Gracias por dejar tu retal.Efectivamente, el amor hay que cuidarlo, mimarlo cada día,o de la contrario, donde fuego hubo...sólo quedarán cenizas, ya que a veces es complicado reavivar los rescoldos.

    Sr. Kelevra, es todo un honor su visita a estos retales. Sobre el comentario que has dejado, sólo puedo decir que GRACIAS. Lo he releido varias veces, me gustan mucho tus palabras y tu forma de pensar sobre esas cuestiones que me rondan insistentemente la cabeza. Seguiré analizando las respuestas. Gracias por compartirlas aquí.

    Para todos...un beso enorme desde el Atlántico

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo, suscribo tus palabras... me declaro totalmente adicta al amor. ^^

    ResponderEliminar