jueves, 29 de abril de 2010

Contradicciones

Te quiero sin querer quererte
Te extraño sin querer extrañarte
Te pienso sin querer pensarte
Te sueño sin querer soñarte...

Quiero dejar de quererte
Quiero dejar de extrañarte
Quiero no volverte a pensarte
Quiero soñar sin soñarte...

Pero...

No quiero quererte sin más
No quiero extrañar que te extraño
No quiero pensar que dejaré de pensarte
No quiero dejar de soñar que eres mi sueño...

Así que...
Seguiré queriéndote aún sin querer
Seguiré pensándote sin pensarlo
Seguiré extrañándote sin que me extrañe
Seguirás siendo mi sueño aún sin soñar...

Seguiré coleccionando contradicciones en este corazón libre que ya tiene dueño.
Seguiré deshojando margaritas...y tú estarás en cada pétalo

6 comentarios:

  1. Hola Magdalena.

    El ser humano está lleno de contradicciones. Eso sí, tu poema es precioso. La expresas con maestría.

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Gracias por pasarte por mi blog, y sobre todo por tu sincero comentario. La verdad es que entiendo tu forma de actuar... sin embargo, yo no puedo no continuar. Tal vez sea un error del que debo aprender, tal vez me despierte meses más tarde diciéndome a mi misma que habría sido mucho más fácil dejarlo antes. Pero no sé, supongo que sigo pensando que existe la posibilidad de que todo vuelva a ser cómo era antes...

    En cuanto a lo que has escrito... Sencillamente precioso, y una gran verdad, todos estamos llenos de contradicciones, y tal vez sea eso lo que nos hace humanos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Jengibre...una vez más gracias por tu visita y gracias por tus palabras. Son un aliciente, teniendo en cuenta tu bonita forma de escribir. Yo mientras...seguiré dándole rienda suelta a mis contradicciones.jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Rumbi.
    Es un placer tenerte por estos retales, y por regalarme unos minutos de tu tiempo.
    Entiendo perfectamente tu postura, porque yo actué así en muchas ocasiones. Dicen que no hay peor ciego que quien no quiere ver, y te aseguro que yo estaba completamente cegada. Ojalá se pudiera estar por encima del corazón, pero entre que no soy muy racional en cuestiones de amor y que él era lo más importante para mi...decidí continuar adelante en muchas ocasiones.
    Porque todo depende del daño que te hagan, de la magnitud de ese daño...El último despropósito que recibí de él, ya no tenía marcha atrás...Es imposible que alguien que me ame, pueda hacer esas cosas.
    Pero si te sirve de algo, antes de la última decisión, perdoné muchas cosas, justifiqué muchas cosas y pasé por alto, otras muchas.
    Un beso enorme y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  5. Te amor sin verte
    te acaricio sin tenerte

    UUUyyy...el amor está lleno de contradicciones...pero aunque sabemos que es así...amamos...sin más...besooteeess

    ResponderEliminar
  6. Las contradicciones forman parte de la vida en general, y si tenemos en cuenta que el amor es una parte importante de esa vida...pues qué te voy a contar??
    A todo esto hay que sumarle que yo en muchos momentos soy una contradicción con piernas.jajaja. No sé si será un signo de inseguridad en mi misma o de no saber lo que quiero, pero ya he aprendido a vivir así.jajaja.
    Besos Marita

    ResponderEliminar