domingo, 8 de noviembre de 2009

Mañana podría ser el final...mañana podría ser el comienzo

Faltan veinticinco minutos para las dos de la madrugada. En unas cuantas horas comenzará el que puede ser uno de los días más importantes de mi vida. Un día que llevo esperando desde hace algo más de ocho meses.
Quizás en pocas horas termine para siempre una etapa de mi vida pero mientras vislumbro esa posibilidad, la incertidumbre descansa a mi lado. No es nada nuevo ni sorprendente tenerla tan cerca, es más, después de todo este tiempo he aprendido a convivir con ella y he dejado de hacerme preguntas, esperando simplemente que pase lo que tenga que pasar.
Mañana será un gran día, independientemente de que las cosas vayan como tienen que ir. Una firma, una simple rúbrica pondría final a una etapa tormentosa que deseo desterrar para siempre de mi vida.
Una vez más, mi futuro más inmediato está en sus manos, aunque me joda decirlo vuelve a tener las riendas de mi vida, con la diferencia eso sí, de que ya no me importa lo que haga ni lo que diga. Sé que el final llegará, antes o después, con o sin su permiso. Ojalá sea mañana, ojalá no tuviera que estar preguntándome si aparecerá o no en el juzgado para ratificar un acuerdo de divorcio tras muchos tiras y aflojas.
Pero como siempre, necesita sentir que el mundo se rinde a su pies y a sus deseos, tratando de ponerme una vez más entre las cuerdas y conseguir así lo que él considera justo. Lo paradójico de toda la historia es que él no entiende de justicia, pues de lo contrario, las cosas serían bien distintas.
Si lo tuviera ahora mismo delante, le diría tantas cosas...creo que sería la primera vez que mirándole a los ojos le diría sin pelos en la lengua lo que pienso de él, sin guardarme nada por temor a represalias, porque ya no tengo nada que ganar ni nada que perder.
Esta noche me costará conciliar el sueño, pero por razones bien distintas a las que antes me lo quitaban. Ahora no duermo deseando que todo termine, antes me desvelaban las ganas de que todo empezara de nuevo.
Pensaré que ha sido un mal sueño y esperaré el momento en el que unos nuevos brazos me despierten susurrándome que todo acabó.
Mañana podría ser el final...mañana podría ser el comienzo.

1 comentario:

  1. no dejes de soñar ,aunque tengas la certeza de q seran malos sueños,,soñar nos mantiene vivos,y hay cosas que no debes olvidar ni en sueños para q no vuelvas a cometer errores pasados
    Me gustaría que supieran aquellos que me enseñaron a soñar, que aún sigo en ello(me encanta esa frase) sabes q tienes gente q te quiere aun en la distancia

    ResponderEliminar