lunes, 9 de noviembre de 2009

En este paréntesis...estás tú

Ha terminado un día doloroso, en el que la impotencia y la rabia han sido protagonistas. Estoy agotada física y mentalmente así que prefiero guardar los detalles de la jornada para otro momento en el que mi cabeza piense con mayor lucidez.
Ya estoy en la cama pero no quiero cerrar los ojos sin antes hacer un pequeño paréntesis dedicado a una gran persona cuyo nombre prefiero reservarme, porque sé que cuando lea esta entrada sabrá que hablo de él.
Hoy una vez más quiero darte las gracias por haber estado a la altura de las circunstancias, por haberme hecho sentir en todo momento que no estoy sola en esta lucha.
Gracias por tu apoyo, por tu implicación, por tus palabras de ánimo, por tu calidad humana...hoy me has vuelto a demostrar que las personas no se miden por lo que son, sino por cómo son.
De lo que ha sucedido hoy, sólo me quiero quedar con tu mirada, con tus abrazos y con tus palabras...hoy sólo me quiero quedar con lo que significa haberte encontrado.
Eres todo lo que siempre quise y afortunadamente no eres nada de lo que tuve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario