miércoles, 30 de septiembre de 2009

Mi pequeño tesoro

Hoy escribo esta entrada embriagada de una gran emoción, con la piel de gallina mientras suena de fondo una y otra vez la voz de Soledad Jiménez con la canción "mi pequeño tesoro".
Ayer recibí una gran noticia, una noticia que me ha removido las entrañas por los muchos sentimientos que ha generado en mi interior. Voy a ser tía!!!!
Mi mejor amiga desde hace ya casi media vida, esa hermana que nunca tuve y que encontré en ella, está esperando un bebé.
Noelia, hoy mis líneas van dedicadas exclusivamente a ti, sin olvidarme de esa persona tan importante que tienes a tu lado y que por supuesto, es la otra mitad de este gran milagro que está sucediendo en tu interior.
Hoy amiga mía, quiero reiterarte mi felicitación por tu estado de "buena esperanza" y por la valentía de tomar una decisión tan importante, aún sabiendo que te cambiará la vida para siempre.
Me emociona que ese amor tan grande que comenzó hace ya algunos años, haya ido creciendo día a día hasta el punto de llegar al convencimiento absoluto de compartir la alegría y a su vez, la responsabilidad más grande que puede haber en la vida...traer un hijo al mundo.
Ahora sí entiendo eso de que has empezado una nueva etapa, un nuevo momento.
Me asaltan a la mente recuerdos de algunas conversaciones entorno a unos barraquitos inmensos con doble ración de leche condensada, envueltas en el humo de nuestros cigarrillos, en las que divagábamos sobre el futuro. Nos imaginábamos quedando en el mismo lugar unos años más tarde (con algunos kilos de más) para contarnos el día a día de nuestra vida como madres y esposas. Mientras, nuestros hijos corretearían por la cafetería haciendo de las suyas.
No sabes cómo me gustaría tenerte otra vez a la vuelta de la esquina para ver cómo esa barriguita va creciendo mes a mes. Tener la posibilidad de escuchar sus primeras pataditas mientras tú emocionada de felicidad me hablas sobre tus náuseas matinales o esos antojitos a media noche. Poder tocar tu vientre y sentir la vida que hay en su interior. Y también para escuchar esos pequeños temores que sé que en algún momento te invanden (no es para menos mi niña, que vas a ser mamá y eso no es moco de pavo.jajaja).Compartir todo ese proceso que durante nueve meses te hará madurar y crecer aún más como persona. Esa dulce espera hasta el día que tengas en tus brazos por primera vez a "esa cosita" que será tu mayor tesoro.
Sé que en los próximos meses nos echarás de menos más que nunca, pero también sé que estaremos más cerca de ti que nunca, porque todos los que te queremos, nos sentimos un poco "embarazados". Ahora que por fin voy a ser tía, quiero un sobrin@ sano y fuerte, así que más vale que te cuides como si fueras oro en paño o te daré más de un tirón de orejas cibernético.
Joer, cómo pasa el tiempo, hace nada estabas contándome lo mucho que te hacía sentir Pedro, tu traslado a Valencia y hoy ya ves...me cuentas que van a ser papás.
Pichi, serás una madre estupenda, porque eres una estupenda persona.
Ahora más que nunca...la luna brilla con más fuerza para ti.
Te quiero preciosa.



1 comentario:

  1. Gracias, mi niña!!! Uff, me has hecho llorar de lo lindo, cosa q aún no había hecho xq m he guardado las ganas, xq te puedo asegurar q las hormonas revolucionan muxo mi estado de ánimo y ahora estoy triste, ahora contenta y sobretodo mu cabreada... menuda lucha conmigo misma!!!!
    Gracias por tus palabras, gracias x tu sincera emoción, gracias x tu gran amistad, mil gracias x seguir en mi vida.
    Mi pequeño tesoro tendrá la gran suerte de tenerte como tía y su madre le enseñará lo importantísima q has sido, y eres, en su vida.
    Y sí, lástima estar tan lejos y q nos perdamos tantas cosas mágicas q irán pasando en mi interior... pero gracias a la tecnología intentaremos hacerlo lo más cercano posible.
    Te quiero, te quiero infinito, mi niña!!!

    ResponderEliminar