lunes, 10 de agosto de 2009

Tu nombre está en el aire

Este lunes ha comenzado con un sabor diferente, con un olor especial. Este lunes lleva tu nombre en el aire y tus besos en mi piel.
Hoy no tendré que esperar a que sea casi media noche para encontrarme otra vez con tus ojos y darte un abrazo con todas mis fuerzas, tratando de vengarme del tiempo que he pasado extrañándote.
Quisiera adelantar el reloj del tiempo y el de mi propia vida. Las manecillas del primero marcarían el final de esta jornada de trabajo y por lo tanto, estaría de nuevo a tu lado, perdiéndome entre tus brazos.
El segundo, lo adelantaría tanto como pudiera hasta cerrar para siempre algunos capítulos de mi pasado que me desconcentran y ocuparme sólo de vivir mi presente contigo.
Gracias a ti he comenzado a reconciliarme con la vida y conmigo misma, y sé que me haces falta para seguir dando pasitos en esta nueva etapa personal.
Lo sé porque cuando te miro veo a alguien que me ha devuelto la alegría y las ganas de vivir. Porque cuando no estoy contigo te extraño constantemente.
Lo sé porque cuando estoy contigo el mundo y los problemas me importan poco. Porque como te dije una vez, lo llenas todo de mariposas de colores y sobre todo, porque si por un instante pienso que puedes desaparecer de la misma forma que llegaste, algo por dentro se me estremece.
Aprovecho para pedirte que sigas teniendo tanta paciencia como hasta ahora. Ya sabes que me está costando un poquito asimilar determinadas cuestiones, pero te prometo que lo conseguiré.
Hace muy poco te dije que en mi calendario no existe el “pasado mañana”, pero sí tengo claro que quiero que formes parte de mi “hoy”. Quiero que estés presente en mi día a día y sentir que contigo todo es posible. Que no importa que los sueños se derrumben, porque juntos inventaremos nuevos sueños, y que aunque el camino esté lleno de obstáculos, si nos lo proponemos, saldremos adelante.
Quiero sentir cada día esta punzada de emoción que me atraviesa el alma cuando te pienso. Ponerme nerviosa cuando me miras y no dejar de contar las horas que faltan para verte.
Quiero sentir que cada día es un misterio, que cada día es una sorpresa, que cada día es una nueva oportunidad y que cada día…tú vas a estar ahí para vivirlo conmigo.

1 comentario:

  1. me gusta mucho esta nueva persona, esta nueva mujer que no es ni la sombra de aquella personita con cara de sorpresa e ignorancia que conoci por video hace unos dias.
    Esas ganas de vivir y de descubrir nuevas experiencias, aparte de lo especial que eres, y alguna que otra nota al aire de cierta guitarra... te ayudaran, si no lo han hecho ya, a mirar al mundo de frente, disfruta y se feliz que te lo mereces, un besazo de un gran admirador.

    ResponderEliminar