sábado, 4 de julio de 2009

La vida...

Una vez leí que "la vida es aquello que te sucede mientras tú tienes otros planes", y esta frase se grabó en mi cabeza porque creo que es una excelente definición sobre la vida y que como la mayoría de las frases célebres, encierra mucha sabiduría.
Dicen que quien guarda siempre tiene, y precisamente a mi me cuesta mucho desprenderme de mis cosas, bien por su valor sentimental o simplemente porque no sé cuándo me pueden hacer falta (aunque lo más probable es que cuando las necesite, no sepa dónde encontrarlas).
Hoy voy a reproducir una pequeña reflexión acerca de la vidad que escribí hace algunos años, y que como muchas otras cosas que en su momento fueron importantes para mi, aún conservo. Por cierto, ahora que lo pienso, debería aprender a viajar más ligera de equipaje ( pero esa es otra historia sobre la que ya escribiré).
Ese documento ha llegado nuevamente a mis manos casi por casualidad y tras leerlo detenidamente, creo que lo que expresé en aquel momento no dista mucho de lo que pienso ahora, aunque sí es cierto que se podría mejorar con mayores florituras dialécticas y litearias, pero no se trata de eso.
Hoy quiero compartir este pensamiento contigo, no sin antes pedirte que hagas tu propia reflexión, tu propio análisis de la suerte que tienes de estar vivo, a pesar de que en algunos momentos pienses que la vida es una mierda (porque seguro que en algún instante lo has pensado.¿Me equivoco?
LA VIDA...
¿Te has preguntado alguna vez qué es la vida, qué es tu vida?
¿Cómo definir esa sucesión de cosas que ocurren a tu alrededor, cuando tú no has tramado nada y el mundo parece volverse contra ti?.Muy sencillo y complejo a la vez... eso es la vida.
Una vida que constantemente te pone la zancadilla, pero que al mismo tiempo te tiende una mano y te invita a levantarte, porque quieres pensar que al cruzar el umbral hay algo mejor esperándote.
Una vida que te acerca a personas de mirada serena pero corazón helado, y al mismo tiempo, te demuestra cuando menos lo esperas, que todavía quedan personas de corazones que abrigan buenos deseos.
Una vida que te aleja cruelmente de personas por las que darías tu propia existencia, pero una vida que te acerca a personas a las que aprendes a querer y por las que te puedes sentir querido.
Una vida que te proporciona momentos de auténtico dolor y angustia, pero al mismo tiempo una vida que te brinda momentos de sosiego y felicidad.
Una vida que te abofetea mientras te preguntas el por qué, pero una vida que te da un cálido beso en la otra mejilla, cuando aún en tu rostro quedan secuelas de dolor.
Una vida que te ofrece tantos caminos distintos y dispares que desorienta tu rumbo, pero una vida que sin esperarlo, te muestra el sendero que has de seguir.
Una vida que va dejando en tu alma sombras de desilusión, miedo, temor y desesperanza,pero una vida que te enseña a prescindir de los pedazos rotos, y te ofrece además el reto de recomponer ese puzzle del pasado, añadiéndole las piezas de tu presente y dejando los huecos oportunos para las piezas de tu futuro.
Así es la vida, así es tu vida...un puzzle donde cada pieza encaja a la perfección, aunque al principio tú no te des cuenta. El único y verdadero secreto consiste en aprender a colocar cada elemento en su sitio para conseguir el cuadro que define el paisaje de tu existencia.
Un paisaje con rosas, sin olvidar que las rosas tienen espinas.
Un paisaje con altos árboles, sin olvidar el destino de muchos árboles.
Un paisaje con hierba fresca, sin olvidar que la hierba fresca también se marchita.
Un paisaje con un sol espléndido, sin olvidar que tras el sol llega la luna.
Un paisaje con nubes azules, sin olvidar que las nubes también lloran.
Un paisaje digno de admirar, de contemplar, de disfrutar...porque aunque ese paisaje se vea amenazado por la tormenta, el arco iris que le precede, volverá a llenarlo de luz y color.
Así es la vida, así es tu vida...el paisaje que contemples dependerá únicamente de ti, de lo que mires o quieras mirar, de lo que veas o quieras ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario