miércoles, 24 de junio de 2009

Bienvenid@s a mis retales

El reloj me indica que hemos dejado atrás la hora de las brujas, en un día en el que los "Juanes y Juanas" han celebrado su onomástica, tras la noche más corta y mágica del año. Creo que es un momento ideal para que este nuevo espacio, que como si de un parto se tratara pues ha estado gestándose durante mucho tiempo en mi cabeza, vea la luz.
Supongo que como la gran mayoría de los blogs, "Mi vida en retales" nace con el propósito de servir como punto de encuentro para todas aquellas personas que, por cualquier razón o circunstancia, sientan la necesidad de evadirse durante un rato de su propia vida, adueñándose de otra ajena. Creo también que en el fondo, la vida está llena de momentos en los que tratamos de escapar de nuestra propia realidad, de ahí el éxito de determinados programas televisivos o del mismísimo papel "cuché".
No te vayas a creer que tengo una vida tan intensa y emocionante como para pretender que alguien, que quizás ni me conoce ni llegue nunca a conocerme, ansíe estar en mi piel...si así fuera, probablemente ni siquiera me hubiera planteado crear este rincón de "encuentro".
Tampoco quiero insinuar que mi vida esté tan vacía y falta de emociones, como para necesitar llenarla de comentarios anónimos o juicios de valor, que podrían incluso llegar a molestarme, aunque es un riesgo que pienso correr porque tal y como dice el refrán "no molesta quien quiere sino quien puede".
Por cierto, te adelanto que este rinconcito cibernético estará lleno de reflexiones, frases y citas para invitarte a pensar. Es algo que me apasiona y que en muchos momentos me ha ayudado a contemplar el vaso medio lleno en lugar de medio vacío.
Como te decía, llevo un tiempo gestando en mi fuero interno la idea de compartir "contigo" lo que pasa por mi cabeza, y es que no sabes la falta que me has hecho en los últimos meses, aunque quizás si lo hubiera hecho antes habría cometido el error de precipitarme, porque no se puede o mejor dicho no se debe, escribir desde la rabia y el dolor, aunque sean esos sentimientos precisamente los que más inspiren en el momento de enfrentarse a una página en blanco. No en vano, las mejores canciones de amor son precisamente las que hablan del desamor; paradojas de la vida.
No voy a entrar en detalles porque apenas nos conocemos, pero seguramente poco a poco, si te apetece, irás descubriéndome, y espero no ser tan ilusa como para creer que podamos ser amig@s y compartir...
Simplemente eso, compartir lo que te apetezca en cada momento, sin complejos y sin condiciones, tal y como lo haré yo a través de retales..."Retales de mi vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario